Skip to main content

El cambio climático está borrando las pinturas más antiguas de la Humanidad

Pintura figurativa más antigua

Brumm

20/06/2021 - 06:30

En las colinas de Maros-Pangkep, en la isla de Sulawesi, en Indonesia, están las pinturas rupestres más antiguas de la Humanidad.  Y se están rompiendo a pedazos.

En un complejo de cuevas de piedra caliza, casi a nivel del mar, se han encontrado más de 300 lugares con pinturas rupestres que tienen 40.000 años de antigüedad. La imagen del cerdo que puedes ver en la foto de apertura, es la imagen figurativa más antigua que se conoce, datada hace 45.500 años.

Los expertos que llevan más de dos décadas estudiando y catalogando estas pinturas (muchas aún están por descubrir), han comprobado cómo su deterioro se ha acelerado en los últimos años, debido al clima extremo del cambio climático.

Casi todo el arte rupestre de Maros-Pangkep está pintado con pigmento rojo o morado en esa capa exterior dura. La roca exterior es resistente, por eso ha aguantado más de 40.000 años. El problema es la capa justo debajo.

El agua que fluye deposita minerales en los espacios vacíos debajo de la corteza, y algunos de esos minerales se cristalizan en sales minerales. Estos cristales crecen y empujan la capa exterior, rompiéndola en pedazos. Y con ella, las pinturas rupestres más antiguas de la Humanidad.

Mucha gente cree que el cambio climático significa temperaturas más altas, pero no es así. En la mayor parte de la Tierra, significa que el clima extremo es más extremo. Es decir, temperaturas más altas en verano pero también más bajas en invierno, tormentas, huracanes y ciclones más potentes y más frecuentes, etc.

Indonesia es un país de lluvias monzónicas, cuyo agua es la que inunda las cuevas en donde están las pinturas rupestres. Estas lluvias son más pronunciadas cuando el clima local cambia de extremadamente húmedo a extremadamente seco cada pocos meses. Eso es lo que está pasando en Indonesia por el cambio climático, en donde cada vez con mayor frecuencia, fuertes inundaciones causadas por los monzones van seguidas de períodos de intensa sequía.

Los expertos han comprobado que las pinturas se han deteriorado más rápido en los últimos 5 años, que en toda una vida de las personas nativas que viven allí, tal como ellos mismos reconocen.

Lo dramático es que poco se puede hacer. No hay manera de evitar que el agua se filtre al interior de la roca y los cristales que se forman, rompan las pinturas. La única solución, frenar el cambio climático y con ello el extremismo de los monzones, y la frecuencia con la que las aguas llenan las cuevas.

La primera obra artística de la Humanidad, y otros muchos monumentos históricos, como puedes ver en el vídeo anterior, dependen de ello.

Y además