El cambio climático está acabando con las reservas de café de todo el mundo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El cambio climático está afectando a la producción de café

De todos los efectos negativos que va a dejar tras de sí el ya imparable cambio climático (extinciones de especies enteras, subidas en el nivel del mar y una lista infinita de problemas de salud), lo que quizás nadie se esperaba era la creciente amenaza que el aumento de temperatura en el planeta está suponiendo para el café.

Expertos de todo el mundo llevan tiempo alertando de que la producción de café se está viendo seriamente mermada por culpa del incremento de la temperatura en nuestro planeta, y tal es la gravedad del asunto que los científicos ya se han puesto manos a la obra para mejorar genéticamente las plantas que producen el café antes de que sea demasiado tarde. Básicamente, el reto consiste en proteger las plantas de café de nosotros mismos.

La más mínima variación en la temperatura tiene efectos devastadores en las plantaciones de café, y eso por no hablar de las consecuencias de la escasez de lluvias o las plagas que generan las altas temperaturas. Si el cambio climático sigue así, para el año 2050 es probable que Nicaragua -cuyo segundo producto más exportado es el café- pierda hasta el 80% de sus cultivos.

El café alivia los ojos cansados

De cómo el cambio climático nos está obligando a producir café modificado genéticamente

En una curiosa ironía de la historia del ser humano, ahí están los científicos para solucionar lo que nuestras propias creaciones han generado al planeta. Hace años que se está trabajando en variantes del café modificadas genéticamente para resistir las embestidas que el cambio climático seguirá dando al planeta en las próximas décadas, y poco a poco se han logrado importantes logros al respecto. De hecho, ya existe una variante de laboratorio de la planta responsable de más del 70% de la producción de café en todo el mundo.

Esta variante modificada genéticamente se ha generado a partir de la especie del Coffea arabica, y científicos de la Universidad de California en Davis (Estados Unidos) han presentado este proyecto como un paso fundamental para conseguir que las plantas de café sean capaces de soportar los cambios de temperatura que vendrán en las próximas décadas.

"La nueva secuencia del genoma del café arábica contiene información fundamental para [...] desarrollar variantes del café que se puedan adaptar al cambio climático", ha comentado uno de los responsables del proyecto.

Cómo elegir (y cómo funcionan) las cafeteras de cápsulas de café

El cafeto arábigo (Coffea arabica) es la principal especie cultivada para la producción de café, y países como Colombia, Brasil o Indonesia sostienen buena parte de su economía en la producción de café a través de estas plantas (de hecho, precisamente estos países son los que producen el 65% del café arábica de todo el mundo).

Pero todavía no hay que cantar victoria. Lo que se ha conseguido ahora es la secuencia del Coffea arabica, pero de ahí a que los principales países productores de este manjar empiecen a utilizarlo a lo largo y ancho de los cientos de hectáreas de sus terrenos todavía queda un trecho.

Si los países que producen buena parte del café que se consume a diario en todo el planeta no empiezan a tomar medidas ya mismo, la escasez en la producción se traducirá inmediatamente en una desproporcionada subida de los precios. En Tanzania, por ejemplo, los científicos han calculado que cada 1ºC de incremento en la temperatura del país ha supuesto una caída en la producción del café de 137 kilogramos por hectárea.

Beber vino, café y té es beneficioso para la salud intestinal

[Vía: The Guardian (2) | Phys.org]