Skip to main content

El cannabis podría evitar que los epilépticos tengan crisis

canabis

07/10/2016 - 23:07

Científicos están demostrando en un ensayo internacional que el cannabis puede evitar las crisis en pacientes que no tienen controlados los ataques epilépticos.

Un equipo de científicos de la Universidad de Monash en Melbourne (Australia) está participando en un ensayo clínico internacional que está estudiando el uso del cannabis para controlar los ataques epilépticos. Los resultados están demostrando que el tratamiento puede ser muy prometedor y mejorar considerablemente la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad del sistema nervioso.

De acuerdo con las estadísticas, la epilepsia afecta alrededor de un 1% de la población. De todos los pacientes con epilepsia, aproximadamente el 20 o el 30% continúa experimentando convulsiones a pesar de tomar su medicación. Estas crisis pueden suponer un riesgo de sufrir lesiones graves, así como otros problemas sociales y de salud.

Desde hace un tiempo, los científicos han estado estudiando las maneras de utilizar el cannabis como terapia para controlar las convulsiones, ya que consideran que pueden tener grandes beneficios para los pacientes. Algunos de los estudios que se han llevado a cabo en los últimos años han puesto de manifiesto una mejora dramática en el control de las crisis con el cannabis en pacientes con la epilepsia no controlada. 

"Hace muchos siglos, en China, el cannabis fue utilizado como un agente medicinal para el tratamiento de varias dolencias", explica Udaya Seneviratne, uno de los miembros del estudio. "En los primeros años del siglo XIX, la medicina occidental comenzó a utilizarlo como analgésico, y más recientemente ha habido un resurgimiento en el interés por el uso del cannabis para el tratamiento de la epilepsia, el dolor crónico o las náuseas". 

Diseñan un tratamiento experimental para evitar las crisis epilépticas

El Cannabis contiene más de 80 compuestos químicos conocidos como cannabinoides, y los más estudiados son el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC). El primero de ellos tiene propiedades medicinales antiepilépticas, y a diferencia del THC no causa adicción. Sus cualidades para evitar las convulsiones ya han sido demostradas en ensayos con seres humanos.

En el ensayo clínico internacional están participando pacientes con epilepsia focal que aún tienen convulsiones a pesar de tomar medicamentos antiepilépticos convencionales. Por el momento están esperando los resultados, que de ser satisfactorios marcarían un hito importante en el establecimiento del CBC como terapia para esta enfermedad del sistema nervioso.