Las casas del futuro monitorizarán tus constantes vitales

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
casas del futuro monitorizarán constantes vitales

Cuando pensamos en las funcionalidades que podría incorporar una Smart Home del futuro, seguramente se nos vengan a la cabeza características relacionadas con la eficiencia, el entretenimiento y la seguridad de nuestro hogar. Pero, ¿y si la próxima función de las casas inteligentes fuera la de monitorizar nuestras constantes vitales?

Un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussetts ha presentado una tecnología inalámbrica llamada Vital-Radio que puede monitorizar el ritmo cardíaco y la respiración. El dispositivo se puede implantar en las paredes de una casa para controlar las constantes vitales de cada habitante en tiempo real. 

Los resultados de las pruebas realizadas por los investigadores han dado un 99% de precisión, y el dispositivo ha sido testado en 14 voluntarios. De hecho, la tecnología es tan precisa que es capaz de detectar los latidos de un bebé que está en el vientre materno.

Philips lanza CareEvent, una app para monitorizar pacientes

El nivel de detalle es tan elevado que puede discernir la respiración de una persona por el movimiento de su pecho, además de medir el pulso de un sujeto a través del movimiento de la sangre en las arterias del cuello. 

Vital-Radio tiene un atractivo especial para los hospitales, que actualmente utilizan otros mecanismos más complicados para monitorizar las constantes vitales de un paciente. Aunque habría que realizar una fuerte inversión en un principio, el hecho de que sea una tecnología inalámbrica podría resultar fundamental para monitorizar las constantes vitales de un paciente de forma no intrusiva.

Además, otro aspecto fundamental en el que se podría hacer uso de Vital-Radio sería en zonas devastadas por algún desastre natural. Gracias a ello, se podrían localizar personas bajo los escombros o edificios derrumbados. 

El siguiente paso es el de implantar esta tecnología en espacios públicos para mejorar el estado de ánimo de las personas. De esta forma, podrían cambiar la iluminación y la música de un centro comercial o un aeropuerto en función del nivel de estrés de la gente que esté allí.

[Fuente:Wired]