Skip to main content

Un científico de Harvard cree que los humanos nos destruiremos antes de que lo haga el Sol

Sol

01/12/2019 - 07:00

La destrucción de la tierra es un hecho que sucederá, pero si muchos científicos creen que será el Sol el que nos consuma, otros investigadores consideran que seremos nosotros, la propia especie humana, la que se extinga por sus acciones.

No es ningún secreto de que de aquí a miles de millones de años, el Sol aumentará su tamaño tanto como para arrasar todo el Sistema Solar, y entra en la ecuación también la Tierra. Pero hasta que llegue esa fecha, muchos científicos consideran que el ser humano habrá avanzado tanto tecnológicamente que ya habremos abandonado con tiempo el Sistema Solar para estar en un nuevo planeta habitable.

Sin embargo, el científico de Harvard Abraham 'Avi' Loeb considera que podríamos escapar a las garras del Sol si nos trasladamos a tiempo a otras secciones del universo. Y con escapar a tiempo significa crear naves espaciales lo suficientemente grandes como para almacenar millones de personas dentro y que evidentemente cuenten con la velocidad adecuada para poder pasar de un sistema a otro en pocos años.

Sin embargo, el científico considera que los humanos crearán su propia desaparición mucho antes de que lo haga el propio Sol, y mucho antes de que podamos crear una nave espacial gigantesca que nos pueda trasladar a otro Sistema Solar. 

Con esto viene a decir que no solo el tema del cambio climático, sino que futuribles guerras y armas cada vez más potentes, acabarán por consumir a la Humanidad.

Pero si dejamos esta opinión negativa a un lado y confiamos en la inteligencia del ser humano, el científico cree que además de crear estas máquinas gigantescas que nos trasladen de un Sistema Solar a otro de manera sencilla, también sería una buena idea crear copias genéticamente idénticas de nosotros mismos, incluido también de la flora y fauna de la Tierra, y enviarla de manera masiva a exoplanetas habitables para sembrar de vida otras partes del universo.

Sea como fuere, una vez que nuestro planeta deje de ser habitable, y que el Sol empiece a acercarse a la Tierra, es probable que ya no quede absolutamente nadie en la misma.