Skip to main content

Un científico ruso se inyecta la bacteria de la vida eterna

Un científico ruso se inyecta una bacteria de 3,5 millones de años en busca de la vida eterna

05/10/2015 - 12:32

El ser humano busca desde hace siglos, parece que todavía sin demasiado éxito, el elixir de la vida eterna. Esa carrera por la inmortalidad ha rebrotado durante los últimos días por las declaraciones de un científico ruso, Anatoli Brouchkov, que asegura haber encontrado el secreto de la eterna juventud en una bacteria que vive desde hace 3,5 millones de años.

La bacteria en cuestión, bautizada como Bacilo F, fue encontrada por primera vez hace seis años en las excavaciones de Mamontovaya Kurya, un recóndito lugar ubicado en la región habitada más fría del mundo: Yakutia, en la zona oriental de Siberia.

Según publicaron en su día los medios rusos la bacteria ha permanecido congelada nada menos que 3 millones de años, lo que llevó a algunos científicos a pensar que podría albergar algún secreto sobre el elixir de la vida eterna.

La pastilla contra el envejecimiento, ¿realidad o ficción?

Desde entonces se han realizado pruebas sobre ratones de laboratorio, que al ser inoculados con el Bacilo F habrían experimentado mayores niveles de taurina y glutamina, alargando la esperanza de vida de los roedores y consiguiendo incluso tener descendencia a edades muy avanzadas.

El supuesto éxito de esos experimentos llevó al jefe del departamento de Geocriogenia de la Universidad Estatal de Moscú, Anatoli Brouchkov, a inocularse el Bacilo F en su propio organismo para experimentar en sus carnes el supuesto elixir de la vida eterna. 

Eter9, la red social que promete la inmortalidad... digital

"He empiezado a trabajar más horas y no he tenido un resfriado en dos años", ha explicado Brouchkov en declaraciones a los medios rusos. Su prueba ha dado la vuelta al mundo, pero él mismo reconoce que no cumple los principios más básicos de cualquier experimento científico. 

Bacteria Bacilo

Por lo tanto, las inyecciones de la bacteria de hace 3,5 millones de años se van a quedar muy lejos de otorgar la inmortalidad, mucho más cerca del efecto placebo. La inmortalidad, de momento, es cosa de la ciencia ficción.

[Fuente: Digital Trends]

Más:

#ciencia, #Rusia