Skip to main content

Científicos españoles crean células solares más sostenibles y seguras

celula solar flexible sostenible

21/06/2016 - 16:15

Investigadores españoles han desarrollado una célula solar semitransparente, flexible, más económica y menos contaminante que las tradicionales de silicio. 

La creciente preocupación sobre el calentamiento global, así como la concienciación social acerca de la necesidad de cuidar el planeta, han puesto a las fuentes de energía renovables en el punto de mira de los científicos.

En esta línea, para permitir que la energía solar sea todavía más sostenible, un equipo de investigadores del Instituto de Ciencias Fotónicas (IFCO) en Castelldefels (Barcelona) acaba de anunciar que ha desarrollado una célula solar semitransparente, flexible, más económica y menos contaminante que los modelos que se utilizan en habitualmente en los paneles solares. 

La energía procedente de los rayos del sol se ha consolidado como una de las principales alternativas para los combustibles fósiles. Podría aprovecharse su potencial todavía más, pero las células fotovoltaicas tradicionales no cuentan con cualidades como la flexibilidad o la transparencia, lo que impide que puedan aplicarse también a los tejidos, a las ventanas de los edificios o a multitud de dispositivos electrónicos.

Las células solares que han creado estos investigadores españoles son inorgánicas, como las de silicio, que es del tipo que se encuentra habitualmente en los paneles solares. La células solares de silicio tienen algunos inconvenientes, como que su producción puede ser costosa, fabricarla requiere un gasto energético importante, son bastante pesadas, opacas y rígidas.

En el mercado hay algunas células solares más ligeras, flexibles y baratas que se han presentado como alternativa más ventajosa, pero tienen el inconveniente de que en su composición cuentan con elementos tóxicos, como el plomo o el cadmio.

Si quieres paneles solares puedes comprarlos en Amazon

Por el contrario, las nuevas células solares son ultra delgadas, ligeras, flexibles, semitransparentes y económicas. Esto es posible gracias a que están hechas a base de nanocristales AgBiS2, un material que se compone de elementos abundantes en la tierra, no tóxicos y respetuosos con el medio ambiente. Este compuesto ya existía, pero no se estaba empleando comercialmente.

Estos cristales han demostrado que tienen una gran capacidad para absorber la luz pancromática (es decir, que son sensibles a cualquiera de los colores del espectro). Tiene una tasa de conversión energética del 6,3%, una cifra por debajo de las tradicionales, pero comparable a la de otras alternativas ultra delgadas. 

Células solares con grafeno generan energía con la lluvia

"Una de las características más importantes del material es que se obtiene en disolución", explica Nicky Miller, miembro de la investigación. "Esto permitiría la fabricación de los dispositivos empleando técnicas industriales de alto rendimiento y bien establecidas como serigrafías, impresoras de inyección o revestimientos por pulverización". Gracias a esto, estas células solares son una alternativa de bajo coste a las tradicionales.

Ver ahora: