Skip to main content

Cinco términos que estás utilizando mal

Palabras prohibidas
-

15/04/2017 - 11:04

A veces subestimamos el poder de las palabras, y lo cierto es que influyen, y mucho, en la manera en que actuamos y encaramos cuanto nos sucede en la vida. Está demostrado y los psicólogos lo saben: las personas positivas emplean términos como ilusión, ganas o suerte y las negativas tienden a los absolutos, como nunca o siempre.

Por ello, si uno quiere cambiar la manera en que afronta los retos, el primer paso es restaurar y reeducar nuestro vocabulario.

Si hay alguien que sabe bien del poder de las palabras son los líderes, acostumbrados a dirigir equipos a los que muchas veces hay que alentar para que no decaigan ante proyectos complejos, o a los que hay que avisar de los errores cuando se cometan sin que se perciba como un fracaso.

Los 10 libros que Bill Gates cree que deberías leer

Desde la consultora de liderazgo Glenn Llopis Group aseguran que hay cinco términos que los líderes deberían dejar de emplear, o al menos darles otro significado porque las han tergiversado. 

Lo curioso es que son palabras que llevamos escuchándoles a nuestros jefes desde hace tiempo para motivarnos, pero que podrían estar causando el efecto contrario. 

Incluso para quien le van bien las cosas o lidera una empresa de éxito, debe plantearse cambios para seguir progresando.

Cambio

Cuánta veces habrás oído aquello de que cambiar es necesario, que estancarse no permite progresar y que hace falta salir de la "zona de confort" para descubrir nuevas posibilidades. Sin embargo, con frecuencia el cambio suele significar sustitución, alternar lo que había antes por otra cosa similar, a veces idéntica, con resultados nulos.

Desde la consultora sugieren emplear cambio como sinónimo de evolución, porque sólo así conduce a la innovación y el crecimiento.

Conexión

En un mundo bidireccional como en el que vivimos, aún hay empresas que enarbolan la importancia de que sus empleados estén conectados entre si y con la propia organización, cuando en realidad lo que buscan es que estén disponibles cuando se les necesite.

El resultado es una plantilla que no se siente escuchada, cuyas opiniones no son tenidas en cuenta ni sus objetivos van el línea con los de la empresa. Por tanto conexión sí, pero recíproca.

exito profesional no te esperabas

Desarrollo

Cuando una organización sugiere que favorece el desarrollo de sus empleados, normalmente no se refiere a que progresen como profesionales, sino a que escalen posiciones y asuman responsabilidades dentro de su esquema interno. 

Esto no es desarrollarse; para que se materialice ese crecimiento, hay que darles oportunidades de crear y aportar, de que pongan en marcha su intelecto e innoven. Maximizar su potencial, para que cuiden a resolver los retos de la compañía.trabajar equipo

Engagement

Este anglicismo ha cobrado mucho protagonismo en entornos marketeros, pero puede emplearse también en el aspecto laboral. Por eso existe el employer branding, que busca el compromiso del empleado, que se convierta en "fan" de la compañía y difunda sus virtudes allá donde vaya para atraer talento nuevo.

Lo que ocurre es que este término a veces se tergiversa, porque se emplea para objetivos o proyectos concretos. El engagment (o compromiso) debe ser algo más profundo, que se prolongue en el tiempo y que parta del propio trabajador o del líder. claves exito transformacion digital empresa

Éxito

El éxito, entendido como un objetivo concreto a lograr (más ventas, abrir 'X' locales, llegar a determinado país) puede cegar a las empresas y a los líderes. A veces el éxito puede estar en logros menores, que permiten avanzar y crecer a la organización o a los profesionales que la integran.

Si el líder se obsesiona por conseguir una meta concreta, lo demás hasta alcanzarla pasa desapercibido, y el término se llena de connotaciones negativas.

Artículo publicado en Ticbeat.com