Skip to main content

El «código ético» para los coches autónomos que prepara Alemania

Alemania está preparándose para adaptar sus leyes al coche autónomo

Jakub Motyka

04/09/2017 - 08:55

El coche autónomo todavía está lejos de revolucionar para siempre el transporte por carretera tal y como lo conocemos hoy en día, pero en Alemania ya se están preparando para adaptar sus leyes a los retos que la llegada de esta tecnología supondrá para todas las naciones. De hecho, las autoridades alemanas ya tienen entre manos un borrador de lo que algún día acabará siendo el «código ético» de los coches sin conductor.

Si un coche autónomo se encuentra ante la difícil decisión de tener que elegir entre salvar la vida del conductor o la de un peatón, ¿qué debería hacer el sistema? ¿Qué vida debería tener más valor para el algoritmo? Esa es, entre muchas otras, una de las cuestiones alrededor de las que gira el borrador del código ético que una comisión de expertos ha presentado recientemente ante las autoridades alemanas. El borrador, por cierto, ya ha sido aceptado por los reguladores germanos.

Pero todavía hay retos por resolver: Se puede engañar al coche autónomo con una simple pegatina

Tal y como reconocen los propios responsables de este documento, a día de hoy no existe tecnología suficiente para garantizar que el coche autónomo será capaz de evitar en un cien por cien los accidentes, de manera que resulta imprescindible que estas decisiones -por ejemplo, la de elegir qué vida salvar en caso de accidente inminente- se tomen durante la programación del algoritmo sobre el que después funcionará el coche. En el borrador se mencionan 20 medidas diferentes que deberán ser tomadas en cuenta por los fabricantes del mundo del motor durante el desarrollo de sus coches sin conductor.

Dado que al coche cien por cien autónomo todavía le queda un tiempo para llegar a ser una realidad, este código ético también tiene en cuenta las tecnologías de conducción semi-autónoma como las que ya incorporan algunos coches en el mercado. En base a eso, el documento menciona que la vida de las personas siempre prevalecerá por encima de cualquier daño material, de manera que el coche deberá estar programado de tal forma que siempre escoja salvar la vida de una persona antes que evitar un daño material.

Pero, ¿y qué hay de las decisiones mucho más difíciles, como la de elegir entre salvar la vida del conductor o salvar la de un peatón? En ese sentido, el documento reconoce que "[esas decisiones] no se pueden programar de forma que sean éticamente indiscutibles". Y añaden, "los sistemas no se pueden programar de antemano de tal forma que sean capaces de sustituir la capacidad de tomar decisiones de un conductor humano".

El coche autónomo de Google ya acepta pasajeros

El documento deja claro que ningún coche autónomo debería tomar decisiones en base a la edad, el género o la raza de las personas, y también recuerda que a día de hoy sigue siendo el conductor el que tiene la responsabilidad de todo lo que pueda ocurrir durante la conducción semi-autónoma de un coche.

En el momento en que de verdad haya coches con nivel cinco de conducción autónoma (es decir, coches que realmente se conducen solos) circulando por las carreteras, será cuando este tipo de borradores deberán estar preparados para todas las posibles situaciones. De momento, no estamos ante más que la antesala del futuro de la conducción.

¿Vas a encontrar aparcamiento? Google Maps te lo dice

[Más información: Documento completo con el borrador del código ético]

Y además