Skip to main content

El cohete Falcon 9 de SpaceX creó un gran agujero en la ionosfera

falcon 9 spacex
user

26/03/2018 - 15:14

En agosto del año pasado se lanzó el Falcon 9 en una de las últimas ''misiones'' de este veterano cohete al que la empresa SpaceX, propiedad de Elon Musk, le dio una segunda oportunidad como ''banco de pruebas'' antes del lanzamiento del portentoso Falcon Heavy.

Tras esta última gran tarea del Falcon 9 antes del exitoso lanzamiento del Falcon Heavy, el cohete más grande del mundo, nos enteramos del impacto que, realmente, ha tenido el lanzamiento sobre la atmósfera. En concreto, sobre la ionosfera. Y es que, el Falcon 9 partió cargando la sonda Formosat 5, un pequeño satélite de solo 475 Kg de peso. Este peso es muy interior al máximo que puede cargar el Falcon 9, lo que permitió un despegue bastante diferente al que acostumbramos a ver.

De esta forma, el Falcon 9 atravesó la atmósfera de forma casi vertical, y no trazando una parábola, como normalmente realizan los cohetes para disminuir los efectos de la propia atmósfera y la gravedad. Debido a esta trayectoria prácticamente vertical, el Falcon 9 abrió un agujero de 900 kilómetros de diámetro en la ionosfera. Y esto, claro, no nos saldría gratis a largo plazo si los lanzamientos se producen de forma habitual.

¿Por qué importa el agujero del Falcon 9 en la ionosfera?

Y es que, el agujero en la ionosfera causado por el lanzamiento del Falcon 9 duró unas tres horas, pero tuvo los mismos efectos que una tormenta magnética. Esto significa que los GPS de ciertas zonas, los que dependan de los satélites situados en la trayectoria de dicho agujero en la ionosfera, tuvieron un fallo de un metro durante el tiempo que duró el suceso.

Si os gusta el espacio, aquí están los telescopios mejor valorados

Puede que no os parezca demasiado, pero si se producen más lanzamientos de este estilo y de manera frecuente, el agujero podría no cerrarse, lo que significa que afectaría a los GPS de todo el mundo, con lo que eso podría suponer no solo para los coches, sino también para aviones, helicópteros y barcos. 

Eso sí, habrá que ver si algún día se producen lanzamientos con tal frecuencia que el agujero de la ionosfera no pueda cerrarse, lo que supondría un desastre a la hora de navegar con sistemas de posicionamiento.

[Fuente: Alphr]

Ver ahora:

Te recomendamos