Skip to main content

Cómo lavar los paños de microfibra: trucos para que conserven su poder de limpieza

Paño de microfibra

Getty Images

27/09/2021 - 22:15

Los paños de microfibra son muy eficientes y ofrecen excelentes resultados. Si tú también los utilizas, toma nota de estos trucos lavarlos adecuadamente y que conserven su poder de limpieza.

En el mercado podemos encontrar infinidad de paños y bayetas para todo tipo de tareas de limpieza. Algunos son ideales para limpiar el polvo, otros para los cristales, otros para la cocina, otros para el baño...

Los paños de microfibra son muy versátiles y se pueden usar en muchas superficies con excelentes resultados. Pero, ¿cuál es el secreto de su eficacia?

Mientras que otros tejidos, como el algodón o el nailon, tienen fibras grandes, la microfibra se compone de cientos de milles de fibras diminutas. Esto le permite retener un mayor nivel de suciedad y ser más absorbente. 

Otro detalle importante que favorece la eficacia de los paños de microfibra es que el tejido tiene carga eléctrica positiva. La suciedad y el polvo tienen carga negativa, de manera que la microfibra absorbe estas partículas como un imán.

Para conservar intacto el poder de limpieza de este tejido es muy importante limpiarlos de manera adecuada. Si te preguntas cómo lavar los paños de microfibra para que mantengan su eficacia, sigue leyendo que te vamos a contar todo lo que tiene que saber. 

Los expertos recomiendan evitar la lavadora en la medida de lo posible. Para ello, lo mejor que puedes hacer es sacudir el trapo después de cada uso, enjuagarlo bien con agua tibia y dejar secar al aire. De esta forma la suciedad no se acumulará. 

Si el paño está muy sucio o manchado, puedes lavarlo a mano con agua tibia. Usa un detergente suave, sin perfume ni aditivos, o de lo contrario el detergente cubrirá las fibras del paño y reducirá su efectividad. 

En ocasiones el lavado a mano no es suficiente y es necesario lavar el paño de microfibra en la lavadora. Para conseguir los mejores resultados, calcula bien la cantidad de detergente, limitándola al mínimo posible, y usa un jabón sin perfume ni aditivos. No utilices suavizante.

También es importante elegir la temperatura del ciclo de lavado. Huye del agua caliente y usa agua fría o tibia, ya que la caliente perjudica la carga eléctrica de la microfibra.

Cuando la lavadora finalice, saca los paños cuanto antes y ponlos a secar al aire. Evita la secadora, ya que también reduce su eficacia.

Etiquetas:

#Hogar, #limpiar, #Limpieza

Y además