Cómo ver la lluvia de estrellas Delta Acuáridas del 29 de julio

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Delta Acuáridas | Foto: Shutterstock

Cada verano tienen lugar varias lluvias de estrellas, siendo la de las Perseidas de agosto la más conocida. Sin embargo, en 2016 se está produciendo una aún mayor. Se trata de la lluvia de estrellas Delta Acuáridas, que se podrá ver en su punto álgido el 29 de julio.

Durará al menos hasta el 23 de agosto. Por primera vez en mucho tiempo confluyen dos fenómenos astronómicos que convierten a la lluvia de estrellas Delta Acuáridas en un acontecimiento espectacular. Las estrellas fugaces del hemisferio sur y las del norte confluirán originando una lluvia de meteoros a mayor escala que la de las Perseidas.

Se podrá ver este fenómeno desde cualquier punto de España. El 29 de julio será cuando la Delta Acuáridas alcance su punto máximo, en torno a las 4 AM, cuando se podrán ver más estrellas fugaces que en cualquier otro momento de los últimos años

La constelación de la que proceden los meteoritos que llueven sobre la tierra es la de Acuario, de ahí su nombre. Se trata de una de las primeras en ser descubiertas y nombradas por las civilizaciones antiguas.

La NASA muestra la explosión de una estrella en vídeo

Para poder disfrutar de esta alternativa a las Perseidas, no necesitarás ningún artilugio de observación espacial. De hecho será más visible que el clásico del verano gracias a la menor velocidad que alcanzan sus estrellas fugaces. Se esperan al menos 16 meteoros por hora en la fecha señalada, a partir de la cual comenzarán a disminuir diariamente.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la luna no impedirá la perfecta visibilidad de la lluvia de estrellas de Delta Acuáridas. De hecho se esperan cielos despejados en toda la Península y ambos archipiélagos, lo que junto a las altas temperaturas creará la situación perfecta.

¿Buscas plan para el fin de semana? Aprovecha este código promocional Letsbonus

Que coincida con el período vacacional de la segunda quincena de julio impulsará a muchas personas a quedarse hasta tarde para disfrutar de las estrellas fugaces. Además, al ser el 29 de agosto viernes, el momento es perfecto para poder tumbarse a ver llover meteoritos sin preocupación alguna.

[Fuente: eltiempo]