Skip to main content

Cómo volver a calentar la comida que te ha sobrado para que quede lo más buena posible

pizza horno

Depositphotos

01/03/2021 - 22:15

Si nos dan a elegir, todos preferimos la comida recién hecha, pero a veces nos sobran alimentos y tenemos que tomarlos recalentados. Toma nota de estos trucos para volver a calentar la comida y conseguir que quede lo más buena posible.

Es muy habitual que se nos vaya la mano tanto al cocinar en casa como al pedir comida a domicilio. ¿Quién no ha hecho pasta para un regimiento o ha pedido pizza para todo el edificio en alguna ocasión?

Aunque a todos nos gusta consumir la comida recién hecha, es muy común que nos sobren alimentos y hay que aprovecharlos, así que los acabamos tomando más tarde. Y, aunque hay quien prefiere comer algunos platos fríos, como la tortilla de patatas o la pizza, a la mayoría nos gusta tomarlos calientes. 

El problema es que hay algunos alimentos que no se llevan demasiado bien con el microondas y que no están buenos después de recalentarlos. Para estos casos, te contamos cómo volver a calentar algunas comidas para que queden lo mejor posible:

  • Pizza. La pizza recalentada en el microondas no está buena, ya que la masa pierde su textura crujiente y queda chiclosa. Para evitarlo, lo mejor es que vuelvas a calentarla en el horno. Utiliza una fuente o cubre la bandeja del horno con papel de aluminio para que no se pegue, precaliéntalo a unos 200 grados y deja la pizza unos 5 - 10 minutos. Cuando veas que el queso empieza a burbujear, sácala. También puedes recalentarla en la sartén a fuego medio - alto durante 2 - 3 minutos.
  • Pollo asado. El principal problema que encontramos al volver a calentar el pollo asado es que queda muy seco. Para evitarlo, colócalo en una fuente y cúbrelo con papel de aluminio. Después, precalienta el horno a 170 grados y déjalo unos 15 - 20 minutos. 
  • Pasta sin salsa. Para calcular la cantidad de pasta por persona solo necesitas tu mano, pero es muy habitual terminar preparando espaguetis o macarrones para todo el barrio. Si te ha sucedido, lo mejor para calentar las sobras de pasta sin salsa es ponerlas en un colador y sumergirlas en agua hirviendo durante 30 segundos.
  • Pasta con salsa. En caso de que la pasta ya tenga la salsa incorporada, la puedes volver a calentar de diferentes formas. Para hacerlo en el horno, ponla en una fuente, cúbrela con papel de aluminio y métela en el horno a 170 grados durante 10 - 15 minutos. Para recalentarla en una cacerola, pon el fuego a temperatura media-baja y remueve para que no se pegue. Si prefieres el microondas, asegúrate de tapar el plato para evitar salpicaduras.
  • Puré de patatas. Para volver a calentar el puré de patatas que se ha sobrado, puedes ponerlo al baño maría hasta que alcance la temperatura deseada. Si no quieres que se seque en el microondas, colócalo en un recipiente apto para microondas con tapa y caliéntalo a una temperatura suave en intervalos de 30 - 60 segundos, removiendo en cada parada.

Y además