Skip to main content

Las compañías tecnológicas se rebelan contra Donald Trump

Las compañías tecnológicas se revelan contra Donald Trump

29/01/2017 - 19:33

La prohibición del presidente de los Estados Unidos Donald Trump, impidiendo la entrada de ciudadanos de siete países musulmanes, ha indignado a Silicon Valley.

Apenas lleva una semana en el cargo, pero el nuevo Presidente de los Estados Unidos Donald Trump ya ha conseguido indignar a medio mundo, literalmente.

Al dia siguiente de sentarse en el sillón presidencial firmó la orden ejecutiva para construir un muro en la frontera con México que además "pagarán los mexicanos", subiendo los aranceles a las importaciones mexicanas. Tran negar el cambio climático pese a las innumerables evidencias científicas, ha aprobado la construcción de dos oleoductos que había paralizado la administración Obama.

Su siguiente decisión ha sido impedir la entrada en Estados Unidos a todos los ciudadanos de siete países mayoritariamente musulmanes: Irán, Siria, Irak, Somalia, Sudán, Yemen y Libia, con la excusa de bloquear la entrada de "terroristas extremistas". Este veto se aplicará durante 120 días e incluye a las personas que tienen permiso de trabajo permanente. Aunque la medida ha sido paralizada por un tribunal de momento sólo sirve para frenar las deportaciones, pero no para permitir la entrada.

Sorprende que en un país en donde todos sus habitantes salvo los indios americanos son inmigrantes o descendientes de inmigrantes (la madre de Donald Trump es escocesa, su mujer, eslovena, y los abuelos paternos, alemanes), se impongan vetos a países enteros, de forma indiscriminada.

Las compañías tecnológicas se revelan contra Donald Trump

El propio abuelo de Trump, Frederick Trump, fue expulsado de Alemania por eludir el servicio militar, perdiendo su nacionalidad, pero fue acogido en Norteamérica. Estados Unidos es una país de inmigrantes, y en donde más se refleja es en las empresas tecnológicas que se nutren de los mejores talentos provenientes de todo el mundo. Los CEO de Google y Microsoft, Sundar Pichai y Satya Nadella son indios, y el CEO de Tesla y Space X, Elon Musk, es sudafricano.

Cerca de 200 empleados de Google en Estados Unidos tienen la nacionalidad de alguno de los sietes países vetados por el nuevo gobierno de los Estados Unidos, y pese a su permiso de trabajo si la justicia no frena esta ley, tendrán que abandonar Estados Unidos o sus familias no podrán venir a visitarlos. La medida también afecta incluso a las visitas profesionales: el director de cine iraní Asghar Farhadi, nominado al Oscar, no podrá acudir a la ceremonia de entrega de los premios, al pertenecer a uno de los siete países vetados.

Donald Trump y el Reloj del Apocalipsis: vamos a morir todos

Como era de esperar, las compañías tecnológicas se han rebelado ante un veto indiscriminado que pone en jaque sus propias plantillas. Tim Cook, CEO de Apple, ha enviado una carta a sus empleados en donde reconoce que "Apple no existiría sin la inmigración, y no digamos la innovación que produce". En relación al veto musulmán, asegura que "no es una medida que apoyamos", y ha prometido toda la ayuda legal posible para sus empleados afectados.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, recuerda que "mis bisabuelos llegaron de Alemania, Austria y Polonia. Los padres de Priscilla (su esposa) son refugiados de China y Vietnam. EE.UU. es una nación de inmigrantes, y debemos estar orgullos de ello. Como a muchos de vosotros me preocupa el impacto de las recientes órdenes ejecutivas firmadas por el Presidente Trump".

El fundador de Netflix afirma en Facebook que "las acciones de Trump hacen daño a los empleados de Netflix y hacen a América más insegura (a través del odio y la pérdida de aliados), en lugar de más segura. Es hora de unirnos hombro con hombro para proteger los valores americanos de libertad y oportunidad".

El CEO de Google, Sundar Pichai, también ha criticado la orden ejecutiva y asegura que sólo sirve para "poner barreras al gran talento que llega a los Estados Unidos". Sergey Brin, fundador de Google, estuvo en la manifestación del aeropuerto de San Francisco, aunque lo hizo "a título personal, como inmigrante que soy".

Las compañías tecnológicas se revelan contra Donald Trump

[Foto: Vassil Mladjov]

Incluso los CEO de Uber, Travis Kalanick y de Tesla, Elon Musk, que forman parte del consejo asesor de Donald Trump, han criticado la medida. Kalanick ha reconocido que "esta decisión afecta a mucha gente inocente", y ha ofrecido compensaciones a los trabajadores de Uber afectados. Además ha prometido que tratará este tema con el Presidente en su próxima reunión. Elon Musk, por su parte, ha reconocido en Twitter que "mucha gente afectada negativamente por esta política son fuertes defensores de Estados Unidos. Lo están haciendo bien, no mal, y no se merecen ser rechazados".

Hay que aclarar que la asesoría tecnológica que ofrecen Kalanick o Musk al gobierno de Trump es de caracter técnico, y no tiene ninguna implicación ideológica. Pero ya se han detectado campañas en las redes sociales como la del hashtag #DeleteUber, para dejar de utilizar Uber por su apoyo a Trump.

Otras compañías tecnológicas no se han quedado en la simple condena, y han pasado a la acción. Airbnb ha ofrecido alojamiento gratis a las personas afectadas por la medida. Lyft ha condenado la decisión y ha donado un millón de dólares a la ACLU, la Unión de Libertades Civiles Americana.

Estados Unidos se parte en dos mientras sus ciudadanos se posicionan en uno u otro bando. Donald Trump lleva nueve días en el cargo. Aún quedan cuatro años...

Ver ahora:

Te recomendamos