Skip to main content

El confinamiento en Shangai está a punto de acabar, liberando a las cadenas de producción tecnológicas

Entrada a una zona residencial en Shangái, China, cerrada por las medidas de confinamiento adoptadas por el gobierno chino.

Entrada a una zona residencial en Shanghái, China, cerrada por las medidas de confinamiento adoptadas por el gobierno chino.

REUTERS/Aly Song/

30/05/2022 - 09:26

Este miércoles podría finalizar el confinamiento masivo en Shangai, y con ello se espera que se suavize la situación de las compañías y cadenas de producción tecnológicas. 

Shangai, la ciudad más grande y poblada de China ha sufrido durante los últimos meses una situación descontrolada con respecto al COVID-19 que ha conseguido llegar hasta tal punto de cerrar de forma inmediata toda la ciudad, paralizando toda actividad en la misma.

A mediados de marzo, la situación empezó a ser preocupante y se sucedieron pequeños confinamientos por zonas, con la intención de subsanar el aumento de casos positivos de coronavirus, intentando evitar un mayor confinamiento en la ciudad.

Pese a las estrictas medidas tomadas por parte del gobierno chino y de los dirigentes de Shangai, la situación acabó por descontrolarse hasta que en el mes de abril se impusieron restricciones en toda la ciudad que han permanecido en vigor desde entonces.

Cabe destacar que Shangai es uno de los centros de fabricación más grandes que existen, y estas medidas afectaron de manera considerable la actividad de los mismos, produciendo serios retrasos y problemas en sus cadenas.

Confinamiento Shangai
Financial Times

Compañías como Tesla, Foxconn o Toyota vieron ralentizadas e incluso paradas en algunos casos las cadenas de producción y fabricación de varios de sus componentes debido a este confinamiento total de la ciudad.

Aunque no todos acabaron siendo afectados, ya que algunas compañías fueron más ingenuas, consiguiendo convencer a sus trabajadores, mediante subidas de salario considerables, a mudarse a las propias fábricas o al menos a zonas libre de COVID-19 cerca de las mismas, como fue el caso de la compañía de chips SMIC.

Esta compañía es la encargada de realizar chips para compañías como Qualcomm, Broadcom o Texas Instruments, y que gracias a estas inteligentes medidas ha conseguido paliar considerablemente la reducción en la producción de su centro de fabricación y desarrollo.

En un anuncio realizado esta mañana por parte las autoridades de Shangai, informan que han controlado la propagación del COVID y están felices de que la ciudad vuelva a abrir con pocas restricciones en distritos que han pasado 14 días sin una infección detectada.

Foxconn en China

Apple considera impulsar su producción fuera de China dando preferencia a la India y al sudeste asiático

Hasta 1.700 empresas clave orientadas a la producción en la región han reanudado el trabajo y la producción, al igual que 450 instituciones financieras importantes y 580 empresas de comercio exterior. Además el transporte público y las tiendas están volviendo a su actividad lentamente.

El equipo de gobierno de Shanghái también ha anunciado planes de subvenciones para las industrias, incluido el desarrollo de software. Entre esos planes está el uso de servicios de banda ancha de forma gratuita o a muy bajo coste.

El fin de este confinamiento no solo son buenas noticias para las empresas que necesitan de las cadenas de fabricación de esta cuidad, si no el propio país asiático, que debido a estas restricciones ha notado un gran retroceso en la economía y que espera subsanar antes de fin de año.

Etiquetas:

Lifestyle

Y además