Skip to main content

Las consecuencias de frotarse mucho los ojos, mejor no lo hagas

Frotarse los ojos

Depositphotos

Sandra Viñas

28/06/2021 - 07:31

Los expertos advierten que frotarse los ojos no tiene por qué ser algo malo, pero si esto se produce de forma recurrente puede conllevar afecciones más graves. Entre ellas, citan algunas como la transferencias de bacterias, la aparición de líneas de expresión o el desarrollo de queratocono.

Los expertos explican que frotarse los ojos de vez en cuando no tiene por qué ser algo malo, pero si esto se produce a menudo puede derivar en problemas más graves

Desde COFCA (Clínica Oftalmológica del Caribe) señalan que presionar suavemente los ojos cuando están irritados, ya sea por cansancio o por la introducción en ellos de alérgenos o polvo, ayuda a desencadenar la secreción de lágrimas. 

Estas, a su vez, contribuyen a lubricar los ojos secos o con picazón, así como a aliviar el estrés. 

Sin embargo, frotarse los ojos de forma brusca y recurrente puede derivar en problemas graves como la transferencia de bacterias desde las manos o las lesiones, ya que si frotas sin cuidado puedes terminar rayando la córnea de forma permanente. 

Además, si la irritación es causada por alérgenos, frotarse con los dedos puede empeorar la situación porque puede hacer que estas partículas queden atrapadas en las pestañas y al frotar sean transferidas a la superficie del ojo. 

Por otro lado, el mismo medio alerta que esta práctica puede provocar que aparezcan líneas de expresión, dado que la zona alrededor de los ojos es la parte más sensible de la cara, por lo que apretar repetidamente puede causar que la piel se estire. 

Otra de las consecuencias de frotarse los ojos puede ser el desarrollo de queratocono, "una afección que altera la estructura interna de la córnea provocando su deformación", según explican. 

La fuente señala que, para evitar esta práctica, lo mejor es recurrir a elementos como el suero fisiológico o las lágrimas artificiales, productos seguros que ayudan a mantener los ojos de forma limpia y lubricada. De todas formas, ante cualquier duda o problema el primer paso será siempre acudir al oftalmólogo para que recomiende el tratamiento adecuado. 

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Sandra Viñas.