Skip to main content

Consumir grasas no saturadas reduce el riesgo de muerte prematura

grasas insaturadas

05/07/2016 - 21:10

Un estudio de la Universidad de Harvard revela que sustituir las grasas saturadas y trans por las no saturadas reduce el riesgo de muerte prematura.

El consumo de grasas no saturadas, como las que están presentes en el pescado, el aceite de oliva, los frutos secos o los aguacates, está asociado a una menor mortalidad.

Por el contrario, la ingesta de grasas saturadas y trans ha demostrado ser mucho menos saludable y está vinculado con una mayor mortalidad. Por tanto, la sustitución de este tipo de grasas por las insaturadas tiene beneficios sustanciales para nuestro organismo.

Así se desprende de un estudio que ha llevado a cabo un equipo de científicos de la Escuela T.H. Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard en Estados Unidos. La investigación es el resultado del seguimiento de una amplia muestra de población, que abarca un total de 126.233 participantes, durante un período de tres décadas. Se trata del mayor examen realizado hasta la fecha relacionado con el impacto en nuestra salud de los diferentes tipos de grasas en la dieta. 

"Ha habido una gran confusión en la comunidad biomédica y en el público en general en los dos últimos años acerca de los efectos de determinados tipos de grasa en la dieta", explica Dong Wang, uno de los miembros de la investigación. "Este estudio documenta los beneficios importantes de las grasas no saturadas, especialmente cuando sustituyen a las saturadas y las trans".

Para llevar a cabo la investigación, los participantes respondieron a una encuesta relacionada con su alimentación, estilo de vida y salud, cada dos - cuatro años durante un período de más de 32 años. Mientras realizaron este seguimiento se produjeron 33.304 muertes, y los científicos examinaron la relación entre los tipos de grasas en la dieta y la mortalidad general en el grupo.

Aceite de oliva

Los diferentes tipos de grasas en la dieta tenían distintas asociaciones con los fallecimientos. Las grasas trans demostraron tener un impacto muy negativo en la salud. Un incremento del 2% en su consumo se asoció con una probabilidad un 16% mayor de muerte prematura. 

El aceite de pescado ayuda a quemar grasas para adelgazar

Las grasas saturadas también se vincularon con un mayor riesgo de fallecimiento. Comparándolas con el mismo número de calorías de hidratos de carbono, cada aumento del 5% en el consumo de grasas saturadas se asoció con un aumento de probabilidad de mortalidad del 8%.

El estudio reveló que sustituir estas grasas nocivas por insaturadas, especialmente los ácidos grasos poliinsaturados omega-6 y omega-3, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares,, cáncer, enfermedades neurodegenerativas, respiratorias y muerte prematura.

Ver ahora: