Skip to main content

Convierten células cancerígenas en células sanas

La cura del cáncer, más cerca: investigadores convierten células cancerígenas en glóbulos blancos inofensivos, que se transforman en macrófagos.

17/03/2015 - 20:41

Hace apenas unos días, nos hacíamos eco de las declaraciones de Bill Maris, uno de los máximos responsables de Google Ventures, el fondo de investigación de Google que ya  ha invertido más de 2000 millones de dólares en investigaciones médicas. Google está convencida de que viviremos hasta los 500 años, porque en el futuro podremos curar enfermedades como el cáncer o el Alzheimer.

Esta afirmación de Bill Maris es especialmente interesante: "Hace 20 años sólo podías tratar el cáncer con venenos. Hoy puedes curarlo realizando ingeniería inversa en las células. Puedes invertir en una compañía que realmente cura el cáncer".

Curar el cáncer. Una utopía impensable hace unas décadas, que cada vez aparece más a menudo en boca de los científicos. No hablamos de extirparlo, expulsarlo del cuerpo, algo que ya se consigue desde hace años, afortunadamente, aunque no en todos los casos. Pero se lleva a cabo "con venenos", como dice Bill Maris, mediante fuertes tratamientos químicos o de radioterapia.

La medicina más avanzada habla ya abiertamente de curar el cáncer, es decir, sanar las células cancerígenas, en lugar de matarlas.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford, encabezados por el doctor Ravi Majeti, ha descubierto un tratamiento capaz de convertir las células cancerígenas en glóbulos blancos inofensivos para el organismo. De hecho se convierten en células del sistema inmunológico llamadas macrófagos, que devoran a otras células cancerígenas modificadas, eliminándolas del organismo. No sólo convierten el cáncer en células sanas, sino que además ayudan a combatir el propio cáncer.

Estudio Baseline: Google quiere curar todas las enfermedades

El descubrimiento tuvo lugar por casualidad, tras aislar células cancerígenas provenientes de una leucemia, en un cultivo, para estudiarlas. Usaron diferentes proteinas con la intención de alimentarlas, para mantenerlas vivas el mayor tiempo posible, pero entonces las células con cáncer comenzaron a mutar y se transformaron en glóbulos blancos, inofensivos para el organismo. De hecho se convirtieron en macrófagos, que son glóbulos del sistema inmunológico encargados de combatir las enfermedades.

El equipo medico ha conseguido identificar las proteínas que han llevado al ADN de las células cancerígenas a mutar, para convertirse en glóbulos blancos. Después introdujeron dichas células en ratones con el sistema inmunológico desactivado, para comprobar que no vuelven a desarrollar el cáncer, y efectivamente así fue: los ratones permanecieron sanos.

El estudio ha levantado controversia porque algunos expertos afirman que es demasiado preliminar, pero el doctor Ravi Majeti y su equipo están convencidos de que sólo falta convertir esa combinación de proteínas en medicamento, y probarlo en humanos.

En todo caso, se trata de un avance más en la cura real del cáncer, que ya parece una cuestión de tiempo. Que sean años o décadas, aún está por dilucidar.

[Fuentes: Blasting News, PNAS.org]

Tags:

#ciencia

Ver ahora: