Skip to main content

Convierten túneles de metro en enormes calefacciones para calentar viviendas

Metro

EPFL

29/06/2019 - 09:16

Seguramente no lo has pensado nunca, pero los túneles del metro acumulan mucho calor. Los frenos de los trenes, las luces, el ajetreo de gente genera un calor que exige costosos sistemas de refrigeración para extraerlo hacia el exterior. ¿Y si toda esa energía se pudiera aprovechar? El instituto EPFL de Suiza ha encontrado la fórmula para convertir los túneles del metro en enormes calefacciones para calentar o enfriar viviendas.

Hace tiempo que se busca la manera de aprovechar el calor que genera el metro. El problema es que, hasta ahora, no había forma de cuantificar esa energía, porque depende de muchas variables: desde la propia actividad de los trenes a la longitud de los túneles, tipo de terreno, etc. El instituto EPFL asegura haber encontrado la fórmula matemática que permite calcular el coeficiente de transferencia del calor en los túneles del metro.

Con esta fórmula se puede calcular la energía que se genera, para poder aprovecharla de forma eficiente. La idea de EPFL es convertir los túneles del metro en enormes calefacciones que sirven para calentar las viviendas cercanas.

10 series de Netflix cortas ideales para ver en el metro

El método consiste en instalar tuberías de plástico en las paredes de los túneles del metro. En su interior habría un fluido que transmite el calor, o simplemente agua. Es un sistema que no resulta caro y puede durar 100 años, cambiando las tuberías cada 25 años.

El calor de los túneles del metro calentaría el líquido de las tuberías, que llegaría hasta las viviendas cercanas, para proporcionar calefacción completamente gratis.

Lo mejor de todo es que también funciona en sentido inverso: las tuberías transportarían el exceso de calor de las casas y lo expulsarían al interior de la tierra, en donde la temperatura se estabiliza de forma natural.

Los túneles del metro convertidos en enormes calefacciones o sistemas de aire acondicionado, según la época del año.

Este es el enfriador portátil más vendido de Amazon

El instituto EPFL ha estado haciendo cálculos. Si se entubase entre el 50 y el 60% de la ruta del metro M3 del Lausana, unos 60.000 metros cuadrados, se obtendría calor suficiente para cubrir las necesidades energéticas de 1.500 apartamentos de 80 metros cuadrados.

Si esos apartamentos ya no requieren una caldera de gas natural, se dejarían de lanzar a la atmósfera dos millones de toneladas de CO2 al año.

Sin duda, merece la pena seguir investigando esta tecnología...

Más:

#ciencia