Skip to main content

Copiar en un examen online: estos son los trucos que se están utilizando

examen online

Depositphotos

12/06/2020 - 10:26

Los exámenes de la mayoría de universidades se están realizando a través de internet, aspecto que ha provocado que muchos estudiantes busquen nuevas formas de copiar.

Tras muchas dudas, finalmente la mayoría de exámenes universitarios, de institutos, escuelas de idiomas y otros centros se están realizando online. La imposibilidad de examinarse de forma presencial ha obligado a improvisar distintas vías para que los alumnos no perdiesen el curso. Pero esto también ha provocado que muchos alumnos innoven formas de hacer trampa.

Examinarse online, en casa, provoca que el profesor no pueda realizar un exhaustivo control sobre el lugar, la actitud o las herramientas que tiene a su disposición el alumno. Esta problemática preocupa mucho a los centros, pero no ha quedado otra opción que enfrentarse a ella con los exámenes de fin de curso.

Para limitar la posibilidad de copiar se ha buscado hacer exámenes de preguntas más cortas, con mayor número de cuestiones y, a poder ser, que a cada alumno le apareciesen en distinto orden para evitar que se comunicasen por la red. Aunque también hay quien ha buscado exámenes orales o sustituirlos por trabajos.

En todo caso, la cámara de los ordenadores ha sido clave en los exámenes para intentar vigilar a los alumnos, aunque esto haya supuesto un problema para algunos por carecer de equipos o conexiones adecuadas.

En El Economista han enumerado algunas de las trampas más comunes que han buscado los alumnos en los exámenes. Una de ellas ha sido el realizar una videollamada entre los examinados para buscar en grupo las respuestas e intercambiar información aunque se enfrentasen a exámenes dispuestos en distinto orden.

Pero también han optado por trampas individuales, como usar herramientas y aplicaciones que sirviesen como ayuda para una función concreta. A modo de ejemplo, está Socratic, una útil aplicación de Google, pero también las hay para fórmulas matemáticas o análisis de textos.

Uno de los grandes miedos ha estado en la suplantación del examinado. Y para esto no hay medida de seguridad 100% efectiva, porque aunque se vigile por la cámara quién está delante del ordenador, se puede configurar el escritorio remoto y que otro estudiante haga el examen.

Como siempre, también se pueden añadir las chuletas de toda la vida en pantalla, detrás de esta, sobre las rodillas, en el móvil... o tener a otra persona cerca que ayude con el examen. Pero, claro, no existe una opción segura del todo, por eso a pesar del avance de las tecnologías todavía se realizan exámenes presenciales.