Skip to main content

Corrientes eléctricas sustituyen a las agujas en el dentista

Anestesia sin agujas en el dentista

19/01/2016 - 22:24

Investigadores brasileños han hallado un método para que los dentistas administren la anestesia que podría hacer que las agujas tengan los días contados.

¿Tienes pánico al dentista? Si te tiembla el pulso cada vez que tienes cita con el odontólogo, este hallazgo de los investigadores de la Universidad de Sao Paulo te ayudará a perder el miedo.

Se trata de un nuevo método que tiene la capacidad de administrar la anestesia y que podría sustituir a las temidas agujas para siempre. Este sistema permite aplicar el tratamiento anestésico mediante una corriente eléctrica suave que no produce ningún dolor ni daño alguno en el tejido bucal. 

En el estudio que ha llevado a cabo este equipo de investigadores, han elaborado un hidrogel combinando un polímero con dos fármacos anestésicos de uso común, que son el clorhidrato de prilocaína y el clorhidrato de lidocaína. Gracias al componente plástico, el resultado es una sustancia pegajosa que se puede aplicar en la mucosa. 

Para probar la efectividad del método que sustituye a las agujas, los científicos hicieron pruebas en animales para evaluar si los sujetos sentían dolor. Pusieron el hidrogel en la mucosa bucal de los individuos y los sometieron a un proceso conocido como iontoforesis, que consiste en aplicar una corriente eléctrica suave. 

Dientes impresos en 3D que matan el 99% de la placa bacteriana

Como resultado del experimento se observó que, gracias a la aplicación de la corriente, los niveles de hidrocloruro de prilocaína que habían impregnado el tejido habían aumentado 12 veces. Además, el efecto anestésico conseguido mediante este procedimiento es de acción rápida y de larga duración. 

Después de comprobar la efectividad de esta nueva técnica para administrar anestesia sin agujas, los investigadores están trabajando ahora en el desarrollo de un dispositivo iontoforético especialmente diseñado para su uso en la boca. Así que es probable que las agujas de los dentistas tengan los días contados.

No obstante, esta tecnología puede tener otras aplicaciones en zonas delicadas del cuerpo donde no resulta sencillo administrar fármacos, por ejemplo los ojos. 

[Fuente y foto: Gizmag]

Ver ahora: