Skip to main content

Crean un antiviral para combatir el ébola y la hepatitis C

Medicamento para luchar contra el ebola y la hepatitis c

22/12/2015 - 15:40

Científicos de la Universidad de Washington han descubierto un compuesto con un efecto antiviral para combatir los virus ARN, como el ébola y la hepatitis C. 

Un grupo de científicos de la Universidad de Washington ha desarrollado un compuesto que tiene un efecto antiviral para combatir todos los virus ARN, entre los que se encuentran el ébola y la hepatitis C

El descubrimiento de estos investigadores se trata de una molécula que en la práctica funciona como un medicamento antiviral de amplio espectro y que tiene la capacidad de controlar la infección de un rango de virus ARN, que además del ébola y la hepatitis C incluye el dengue, Nilo Occidental, influenza A, sincicial respiratorio, nipah y lassa. 

"Nuestro compuesto tiene un efecto antiviral contra todos estos virus", explica Michael Gale, profesor de la Universidad de Washington. "Puede reprimir y controlar la infección".

El antiviral está compuesto básicamente por la molécula RIG-I, que es una proteína que está presente en todas nuestras células y funciona como un receptor de reconocimiento de estos patógenos. 

Una vacuna experimental demuestra ser eficaz contra el ébola

Los virus ARN se caracterizan por usar ácido ribonucleico en su proceso de replicación o como material genético. Cuando entran en el organismo, los receptores de la molécula RIG-I detectan su ARN y activan una respuesta inmune innata dentro de las células, un proceso que resulta esencial para limitar y controlar las infecciones virales. 

Gracias a la señal que desencadena el receptor, el organismo produce genes antiviruales e inmunes, así como proteínas citoquinas pro-inflamatorias, quimiocinas e interferones, que se utilizan para combatir los agentes patógenos.

La eficacia de este compuesto ha sido probada en ensayos que se han llevado a cabo en ratones. Los siguientes pasos consisten en encontrar la dosificación adecuada y estabilizar la acción del compuesto en modelos animales, para después pasar a hacer pruebas en humanos. Según los cálculos del grupo de científicos, todo el proceso podría demorarse de dos a cinco años. 

Ver ahora: