Skip to main content

Crean cerdos light modificados genéticamente

Crean cerdos light modificados genéticamente.

24/10/2017 - 09:32

Imagina poder comer carne de cerdo con la tranquilidad de saber que es baja en grasa. Un momento, ¿cerdo light? Al parecer, ya es posible, al menos de forma limitada. Todo gracias a un grupo de científicos chinos que ha logrado modificar genéticamente a 12 cerdos para que crezcan con un 24% menos de grasa en las mismas condiciones que el resto de su especie.

La ingeniería genética detrás de este experimento científico tiene un objetivo claro: desarrollar carne porcina más sana y también más barata. Al no tener que alimentarlos para que desarrollen tal cantidad de grasa, su manutención es bastante más económica. Además esta modificación las hace más resistentes al frío.

Para conseguirlo, la ciencia ha modificado un gen que permite a estos animales regular mejor su temperatura corporal utilizando grasa como combustible. Es un proceso que ya realizan otros animales, entre ellos los humanos, pero que hasta ahora los cerdos no realizaban de la misma forma.

Eso sí, por ahora es poco probable que podamos comprar carne de cerdo baja en grasas en el supermercado, al menos de cerdos modificados genéticamente. Por un lado el desarrollo de la técnica es puramente experimenta, mientras que por el otro no parece posible que esta innovación vaya a hacerse paso a través de la regulación alimenticia en países occidentales.

Ecología, transgénicos y huella ecológica

Es de esperar que a los distintos grupos ecologistas no les agrade en absoluto la mera posibilidad de crear cerdos genéticamente modificados. De sobra conocida es la posición contraria a los alimentos transgénicos, aunque dicha postura no está basada en ningún estudio científico serio que demuestre que la comida genéticamente modificada es peligrosa o menos nutritiva que la demás.

De hecho, tal y como explica el divulgador científico J.M. Mulet en su libro Comer sin miedo, prácticamente todos los alimentos que comemos a día de hoy han pasado por un proceso de ingeniería genética antes o después en la historia, incluidos los animales. 

Alimentos trasngénicos: ¿son bueno o malos? Lo analizamos

Los datos de los que disponemos a día de hoy dicen que con el sistema actual es poco probable que consigamos alimentar al total de una población mundial creciente sin recurrir a alimentos transgénicos. Estas variedades son más resistentes al climas extremo resultante del cambio climático, a sequías o a plagas, algo que permite que en algunos países subdesarrollados puedan cultivar y cosechar más cantidad de comida.

Otro debate tiene que ver con la huella ecológica de la alimentación moderna. Comer carne es mucho más contaminante, pues alimentar a los animales y transportar su alimento implica un consumo inevitable de combustible, algo que no ocurre -o al menos no en la misma medida- con los vegetales.

[Fuente y foto: NPR / PNAS]