Skip to main content

Crean una espuma de grafeno que potabiliza el agua sucia

grafeno agua potable

27/07/2016 - 18:33

Ingenieros de la Universidad de Washington en San Luis han descubierto un nuevo método basado en grafeno que permite transformar el agua sucia en agua potable.

Un equipo de ingenieros de la Universidad de Washington en San Luis (Estados Unidos) ha descubierto un nuevo método basado en grafeno que permite transformar el agua sucia en agua potable

Los investigadores han combinado óxido de grafeno con una espuma de nanocelulosa, y el resultado ha sido un compuesto ligero, fuerte y flexible, así como un conductor rápido y eficiente de la electricidad y el calor.

El proceso de fabricación de este material es el siguiente: se cultivan en el laboratorio unas bacterias que producen capas de fibra de celulosa a nanoescala. Durante este proceso, los científicos añaden las escamas de óxido de grafeno para que se incrusten en la celulosa.  

El compuesto que se obtiene es una espuma que tiene una estructura de dos capas: una superior de nanocelulosa con óxido de grafeno que absorbe la luz, y una de nanocelulosa pura en la parte inferior.

Cuando se suspende el material en el agua, las fibras conducen el líquido hacia la capa de la superficie, donde se produce la evaporación con el calor generado por el óxido de grafeno y la luz solar. Después de la evaporación, el agua dulce purificada se puede recoger fácilmente de la parte superior de la hoja. 

"El proceso es muy sencillo", asegura Srikahth Singamaneni, director de la investigación. "La belleza es que la red de fibra de celulosa tiene una excelente capacidad para llevar el agua hacia la superficie de evaporación y, al mismo tiempo, reducir al mínimo el calor que llega hacia abajo". 

Este plástico con grafeno es un millón de veces más resistente al agua

De acuerdo con Pratim Biswas, co-autor del estudio, "las propiedades del material que hemos sintetizado mejoran la recolección de energía solar. Por lo tanto, es más eficaz en la limpieza del agua". Los científicos esperan que este avance permita que la población de países con pocos recursos puedan transformar el agua sucia en potable de manera rápida, sencilla y económica.

Ver ahora: