Skip to main content

Crean un material perfecto para hacer músculos artificiales

musculo artificial

04/05/2016 - 16:19

Un equipo de científicos estadounidenses y chinos han descubierto un material flexible con el que se podrían fabricar músculos artificiales en el futuro.

Un equipo de científicos de las universidades de Stanford, Harvard, Colorado y California Riverside en Estados Unidos, en colaboración con la Universidad de Nanjing en China, ha descubierto un material flexible con el que se podrían fabricar músculos artificiales en el futuro.

El compuesto se trata de un elastómero, un tipo de polímero que cuenta con propiedades elásticas, que tiene capacidad para repararse a sí mismo, ha demostrado una adecuada resistencia para soportar la tensión, es estable a temperatura ambiente y no tiene sensibilidad al agua. 

Los científicos llevan años trabajando en el desarrollo de músculos artificiales que puedan ser empleados en aplicaciones de ingeniería biomédica, como reemplazar o curar los músculos dañados de los seres humanos, así como ser utilizados en endoesqueletos y exoesqueletos robóticos.

Sin embargo, aunque hemos visto muchas soluciones, hasta el momento los investigadores no han conseguido encontrar un material que reúna todas las propiedades necesarias para imitar las características de un músculo humano.

Ahora, este equipo de científicos estadounidenses y chinos ha sintetizado un material que sí parece contar con todas las cualidades requeridas. El polímero elástico ha sido desarrollado ligando 2,6-pyridinedicarboxamide, Fe(III), nitrógeno de piridilo, nitrógeno, oxígeno y carboxamidas. El resultado de esta combinación se ha unido a un polímero PDMS. 

Estos robots biológicos tienen músculos que funcionan con luz

El material sintetizado ha demostrado una resistencia mecánica notable, así como una gran capacidad de estiramiento y de recuperación. En las pruebas, los investigadores estiraron el elastómero, dejándolo reposar una hora para luego volver a estirarlo, y pudieron observar que podía recuperar su forma original casi por completo.

Además, destaca especialmente por sus propiedades de autocuración. Otros músculos artificiales pueden presentar agujeros, pinchazos u otro tipo de defectos con el uso, y para repararlos es necesario aplicar disolventes o técnicas de calor para restaurar sus propiedades. El nuevo material, sin embargo, se puede reparar solo en poco tiempo incluso a una temperatura tan baja como -20 Cº, sin que el área que ha sido dañada quede más sensible a volver a romperse. 

Ver ahora:

Te recomendamos