Crean la primera retina sintética para los discapacitados visuales

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
retina artificial

Vanessa Restrepo-Schild, una estudiante de la Universidad de Oxford en Reino Unido, ha desarrollado la primera retina sintética que ofrece una nueva esperanza a los discapacitados visuales. Este trabajo tiene potencial para revolucionar los implantes biónicos, así como para favorecer la llegada de nuevas técnicas menos invasivas que utilizan tejidos que se asemejan más a los humanos.

Hasta ahora, los investigadores se habían centrado en el uso de materiales duros y rígidos para intentar crear retinas artificiales. Sin embargo, Restrepo-Schild ha conseguido emplear con éxito tejidos sintéticos biológicos que han sido fabricados en el laboratorio.

La retina es un tejido fotosensible que lleva a cabo una serie de fenómenos químicos y eléctricos cuando la luz incide sobre ella. Estos procesos se traducen en impulsos nerviosos que son enviados al cerebro por el nervio óptico, que provocan una respuesta en el cerebro y que acaban construyendo las imágenes de lo que tenemos ante nosotros.

retina sintética

La retina artificial de Restrepo-Schild se compone de una doble capa sintética que imita el proceso natural de retina humana. La capa sintética está fabricada a partir de hidrogeles y proteínas biológicas de la membrana celular, y las células detectan y reaccionan a la luz para crear una imagen en escala de grises. "El material sintético es capaz de generar señales eléctricas que estimulan las neuronas en la parte posterior de nuestro ojo, al igual que la retina original", explica la autora del avance.

A diferencia de los implantes artificiales de retina existentes, las células empleadas en el nuevo método son biodegradables y naturales, por lo que son menos invasivos que las alternativas mecánicas y tiene menos posibilidades de que se produzca rechazo o una reacción adversa. 

Un hombre vuelve a ver a su esposa con un ojo biónico

La investigadora ha solicitado una patente para su tecnología, y en la siguiente fase trabajará en una réplica artificial de la retina más grande, donde se pondrá a prueba el reconocimiento de los diferentes colores.