Crean una ventana que controla el calor que entra en tu casa

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Crea una ventana capaz de evitar la entrada de calor en ella

La NASA afirmaba hace unos días que junio había sido el mes más caluroso registrado hasta la fecha.

Con un verano tan caluroso como el que estamos teniendo, a todos nos gustaría tener ventanas inteligentes y poder tener el control del calor que hace al menos en espacios cerrados.

Además, la domótica otorga a nuestro hogar un valor añadido. Tener el control de lo que hacemos ya no es el futuro, es el presente.

Esto es lo que propone un grupo de investigadores de la Universidad de Texas, pues han creado unas ventanas inteligentes que nos permitirían controlar el paso de luz y de calor a través de éstas.

Crea una ventana capaz de evitar la entrada de calor por ella

Estos prototipo de ventanas inteligentes son capaces de mejorar la eficiencia energética que proporciona el cristal de las ventanas. Esto supone un punto de inflexión en lo que refiere a poder tener el control de las radiaciones solares que penetran a través de un cristal.

Las ventanas, tal y como afirma Delia Milliron, líder del equipo de investigación, cuentan con materiales electrocrómicos capaces de seleccionar el modo de enfriamiento y calentamiento de éstas.

El enfriamiento del vidrio es un avance importante hacia un producto que podría comercializarse pronto, permitiendo tener el 90% del control de la radiación y el 80% de la luz solar, algo que no se había visto hasta la fecha.

Se trata de una línea de investigación recurrente, pero nunca habían llegado hasta el punto de poder creer que puede llegar a nuestras casa pronto.

Universidad de Michigan inaugura ciudad para coches autónomos

“Este avance muestra que es posible un sofisticado y dinámico control de la luz del sol”, afirma Miliron. “Creemos que nuestros materiales podrían cumplir con los objetivos de rendimiento y costes de comercialización de ventanas inteligentes.

A causa del cambio climático, es muy probable que las temperaturas sean cada vez más extremas. Estas líneas de investigación resultan interesantes y deseamos que no queden sólo en eso, sino que lleguen a comercializarse y por consiguiente, a formar parte de un ecosistema de domótica del hogar gracias al Internet de las Cosas.

[Fuente: UT News]