Fichas de productos

Servicios

Por qué las criptomonedas nunca podrán funcionar como las divisas actuales

Marta Pachón Díaz

29/01/2021 - 07:30

Las criptomonedas no cumplen los requisitos para ser consideradas divisas, según apuntan economistas de UBS y Axa Investment Mangement, que defienden que no tienen el mecanismo necesario para reducir la oferta si está cayendo la demanda.

Las criptomonedas nunca podrán operar de la misma forma en que lo hacen las divisas actuales, según el economista de UBS Paul Donovan, que argumenta que su defecto principal es que la oferta no puede reducirse cuando la demanda está cayendo.

El economista explica en un vídeo publicado en la página web de la compañía que una moneda propiamente dicha puede actuar como un refugio estable de valor, gracias a la confianza que deriva de la capacidad de los bancos centrales para reducir el suministro cuando hay una caída de la demanda. Al no existir ese mecanismo en la mayor parte de las criptomonedas, su valor puede caer y provocar un colapso del poder adquisitivo, insiste.

"La gente probablemente no quiera usar algo como divisa si no tienen ninguna certidumbre sobre lo que van a poder comprar al día siguiente", incide Donovan.

En la misma línea se pronuncia Chris Iggo, CIO Core Investments de la gestora de fondos Axa Investment Managers, que considera que el bitcoin "es un instrumento especulativo que no puede ser realmente valorado".

No creo que sea una moneda, porque no tiene ningún respaldo fundamental legal o soberano. Para que los activos se consideren en una cartera de inversión a largo plazo, uno debería ser capaz de atribuirles algún valor intrínseco fundamental: el crecimiento de las ganancias a largo plazo en la renta variable, la prima de riesgo crediticio en relación con las tasas libres de riesgo en los bonos", defiende Iggo en un comentario remitido este viernes.

Asimismo, argumenta que "no hay flujo de caja de Bitcoin más que el que es impulsado por el cambio de precio". "Es un instrumento especulativo que en última instancia carece de toda seguridad jurídica, que no puede ser realmente valorado", sentencia.

Pese a la existencia de voces críticas como la de estos expertos, el bitcoin ha protagonizado un rally alcista desde octubre, aproximadamente, cuando Paypal (entre otras corporaciones, como BBVA) anunció que permitiría a sus usuarios operar con la criptomoneda.

El activo llegó a tocar los 41.500 dólares el pasado 8 de enero, aunque ahora está experimentando una corrección y cotiza en el entorno de los 31.600 dólares.

El resto de criptomonedas también ha experimentado una gran subida, como el ethereum, la segunda más conocida después del bitcoin. Esta criptomoneda alcanzó su máximo histórico hace 3 días, al registrar los 1.428 dólares.

No obstante, y si bien sí hay muchos inversores dispuestos a comprar bitcoins, aún es complicado usarlas como método de pago en España. El CEO de Criptan, Jorge Soriano, explica en una entrevista previa con Business Insider España que prácticamente es imposible hacerlo en España.

Lo mismo señala Didi Taihuttu, un holandés que en 2017 decidió vender todas sus posesiones e invertir todo en bitcoin. 

"España es uno de los países en los que más fácil es comprar bitcoin, aunque los españoles no lo sepan. Puedes hacerlo en todos los Fnac, Carrefour... No hay ningún otro sitio en el mundo en el que sea tan fácil", explica en una entrevista con Business Insider España. "La historia cambia: es complicado encontrar tiendas y restaurantes que acepten bitcoin, pero siempre acabamos encontrando alguna y, si no, la creamos. Se lo explicamos a los dueños".

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Marta Pachón Díaz.

Y además