Skip to main content

CrookHook, el nuevo arma policial para capturar coches que huyen

CrookHook

CrookHook

30/05/2019 - 18:34

Todos hemos visto en las películas de Hollywood, o en los realities policiales que nos llegan desde el otro lado del Atlántico, las famosas persecuciones policiales que tienen lugar en las ciudades de Estados Unidos. La policía persigue al ladrón o delincuente durante docenas, incluso cientos de kilómetros, intentando que pare o que se le acabe el combustible. Son momentos peligrosos tanto para los agentes de la ley, como para otros vehículos o personas que se cruzan en la persecución. Todo esto se podría evitar con CrookHook, el nuevo arma policial para capturar coches que huyen.

CrookHook es un invento de Kevin Trigo, un conductor de grúas y camiones estadounidense que veía como, en esas persecuciones televisivas, la policía apenas podía hacer nada sin poner en peligro su vida, o la de otras personas. 

CrookHook es una especie de gancho que atrapa a los vehículos por detrás, impidiendo que puedan escaparse, ya que los levanta ligeramente, reduciendo la tracción. Puedes ver cómo funciona en este vídeo:

CrookHook ha sido diseñado como un arma policial preventiva: el 80% de las persecuciones se inician con el coche parado, cuando la policía está inspeccionado la zona y el sospechoso descubre que le están vigilando. Con CrookHook los agentes pueden inmovilizar el coche sospechoso, para después buscar tranquilamente al delincuente.

Como se ve en el vídeo incluso con el coche en marcha, durante una persecución, se puede atrapar al coche que huye y frenarlo sin peligro, porque esta ingeniosa arma policial levanta las ruedas traseras y al reducir la tracción, el sospechoso queda a merced del coche de la policía.

ChrookHook se puede instalar en cualquier vehículo, y trasladarlo a otro fácilmente cuando se actualiza la flota policial.

GScooter S6

GScooter S6

El patinete GScooter S6  es uno de los más baratos. Tiene una autonomía de unos 15 kilómetros y la velocidad es de 20 kilómetros por hora. Cuenta con luz frontal y trasera de freno y pantalla para medir la velocidad.

No sabemos si esta ingeniosa arma policial preventiva hay sido adquirida por algún cuerpo de ley en Estados Unidos. Aunque en el vídeo, en línea recta y sin oposición parece funcionar bien, queda por ver lo que pasaría con un vehículo que se resiste, o que cambia de dirección bruscamente.

Hace unas semanas también nos llamo la atención otro arma inmovilizadora de la policía, esta vez enfocada a atrapar personas que huyen.