Skip to main content

¿Cuál es el mejor saludo en un email profesional?

Redactar email

19/09/2018 - 20:00

Redactar un email profesional puede convertirse en una tarea muy complicada. Cada palabra cuenta y una redacción incorrecta puede poner en nuestra contra al receptor, hasta el punto de rechazar nuestro mensaje antes de leerlo. Por eso el saludo que encabeza el email es crítico. ¿Cuál es el mejor saludo en un email profesional?

Existen muchos manuales con consejos para redactar un email profesional, pero curiosamente casi nunca se presta demasiada atención a los saludos. Y son vitales para que la primera impresión que el receptor tiene de nosotros, sea buena.

Un saludo inadecuado puede decepcionar al destinatario, e influir negativamente en el objetivo del email. Vamos a ver cuál es el saludo perfecto en un email profesional, según los expertos en gestión empresarial, tal como nos cuenta TICbeat.

Portátiles con Windows 10 por apenas 100€ en Amazon

Un saludo universal

Aunque te resulte chocante, los expertos aconsejan abrir un email profesional con la fórmula Hola + Nombre.

Quizá te parezca demasiado coloquial, pero es amable, neutra y familiar. Y siempre funciona, porque en realidad la usamos continuamente en nuestra vida cotidiana, tanto para saludar a un compañero de trabajo como a un comercial, a un familiar, o al repartidor que te entrega un paquete.

Si te fijas, Apple, Google y otras compañías la utilizan en sus email personalizados.

Ojo porque esta fórmula solo hay que emplearla cuando se conoce el nombre del destinatario. Poner solo Hola, sí es maleducado y descuidado.

Fórmulas tradicionales

Hace años se empleaban otros saludos más educados, del tipo Estimado señor, A la atención deSeñora Martínez, o A quien pueda interesar

Hoy en día se consideran fórmulas arcaicas porque crean una distancia de separación con el destinatario, y en la mayoría de los emails profesionales no nos interesa. Al contrario, casi siempre el objetivo de los emails es reforzar las relaciones.

Redactar email

Saludos erróneos

Hay otras fórmulas para abrir un email, pero muchas de ellas pueden jugar en nuestra contra. Por ejemplo:

  • Saludos: Resulta frío e impersonal
  • Buenos días o Buenas tardes: Está fuera de lugar, porque no sabemos a qué hora va a leer el email el destinatario
  • Querido + nombre: Llamar querido a alguien en un email profesional, no es muy profesional...
  • Nombre: Utilizar solo el nombre es de mala educación. Hay que saludar también
  • Nombre mal escrito: Cuidado con escribir mal un nombre poco común. O con los nombres que tienen distintas variantes: Elena, Helena, etc. Escribir mal el nombre de alguien causa muy mala impresión
  • Saludos coloquiales: Presentarse con un ¿Qué tal? ¡Ey!, o cualquier otra fórmula coloquial, está fuera de lugar en un email profesional

Hemos visto cómo elegir el saludo perfecto en un email profesional.