Skip to main content

¿Cuál es la forma más saludable de cocinar huevos?

Cocinar huevos

Getty Images

09/03/2021 - 22:15

Los huevos están cargados de nutrientes, pero la forma de prepararlo puede afectar a su perfil nutricional. Te contamos cuál es la forma más saludable de cocinar huevos para aprovechar mejor todo lo que nos pueden aportar. 

Uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo es el huevo. Se trata de un ingrediente barato y accesible que además destaca por su versatilidad, ya que se puede incluir en numerosas recetas. 

Comer huevos es muy sano debido a que están cargados de nutrientes. Contienen relativamente pocas calorías, pero están repletas de proteínas, vitaminas, minerales, grasas saludables y varios oligoelementos. No obstante, la manera de prepararlos puede afectar a su perfil nutricional, por lo que es posible que te preguntes cuál es la forma más saludable para cocinar huevos.

Los huevos se pueden preparar de muchas formas diferentes. Las más comunes son hervidos o duros (cocidos en agua hirviendo entre 6 y 10 minutos), escalfados (cocidos en agua hirviendo un máximo de 3 minutos), fritos, a la plancha, horneados, revueltos, en tortilla o cuajados en un recipiente para microondas.

Para cocinar los huevos de la forma más sana posible, el primer consejo es que no los cocines demasiado. Cuanto más tiempo los sometas a altas temperaturas, más nutrientes se perderán por el camino, especialmente las vitaminas y los antioxidantes. Por este motivo, es recomendable no excederse demasiado en el proceso de cocción. Pero esto no significa que sea mejor consumirlos crudos: los estudios científicos han demostrado que la proteína de los huevos se dirigiere mejor cuando se cocinan y que la biotina (también conocida como vitamina B7 o vitamina H) se absorbe mejor.

En segundo lugar, si estás siguiendo una dieta para adelgazar, te interesa elegir un método de cocinado que sea lo más bajo en calorías posible. En este caso, deberás decantarte por los huevos duros o escalfados, ya que no requieren grasa para su cocción. También puedes tomarlos revueltos, en tortilla, al horno o a la plancha si utilizas poco o nada de aceite. 

Combinarlos con verduras es otra de las formas más saludables para cocinar huevos. Hay infinidad de recetas de tortillas y huevos revueltos que incluyen vegetales, y también es una buena idea añadir huevos duros o escalfados a tus ensaladas y platos de verduras. De esta forma, disfrutarás de una comida muy sana, nutritiva y completa. 

La calidad de la materia prima es otra de las cosas que debes vigilar si quieres comer huevos más sanos. Aparte de la forma de preparación, hay otros factores que influyen en los valores nutricionales de los huevos, entre ellos la dieta de la gallina o su forma de vida. Diversos estudios científicos sugieren que los huevos de pasto contienen más vitamina A, E y omega 3, así como niveles más bajos de colesterol.