Logo Computerhoy.com

Cuánto consume una freidora de aire y otras preguntas que debes conocer antes de hacerte con una

¿Tienen realmente ventajas las freidora sin aceite? ¿Cuánto consumen este tipo de electrodomésticos? ¿Es saludable? Te resolvemos estas dudas en el siguiente artículo.

Freidora de aire para toda la familia, de Philips y tamaño XL: esta es una de las mejores ofertas de la semana
Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Las freidoras sin aceite continúan siendo uno de los productos estrella en este 2022. Sin embargo, siempre tiene grandes contrincantes que batir como, por ejemplo, el horno convencional al que todos ya estamos acostumbrados o posibles desventajas como el gasto eléctrico que pueden llegar a suponer.

Sin embargo, al ser algo que de momento no está 100 % introducido en todos los hogares (aunque tiempo al tiempo), surgen multitud de dudas acerca del gasto energético, qué tipo escoger o incluso si realmente estamos ante un electrodoméstico que promete ser más saludable que otros.

Te dejamos un artículo con algunas de las mejores freidoras sin aceite de este año que puedes encontrar actualmente en el mercado con todas sus especificaciones. Por otro lado, te dejamos algunos trucos que mejorarán el cocinado con este nuevo electrodoméstico, y así sacarle el mayor partido.

Y es que, los fabricantes de freidoras de aire anuncian este aparato como una vía para preparar y disfrutar de los alimentos fritos sin los efectos adversos para la salud, aparte de la comodidad que se esconde detrás.

En este artículo, analizamos los beneficios y riesgos para la salud del uso de las freidoras de aire y comparamos la técnica con otros métodos de cocción, viendo sus ventajas y desventajas.

¿Qué es Foodtech o tecnología de los alimentos?

¿Qué ventajas y desventajas tienen las freidoras de aire?

Si tenemos que hablar de grandes ventajas, la mayor de todas es que nos permite consumir los alimentos fritos de forma saludable y sin aceite, garantizando todo el sabor y textura que puede aportarnos una freidora convencional. 

Poseen un diseño elegante la mayor parte de ellas, no manchan ni salpican y su limpieza es muy sencilla. Además, esta se calienta de forma homogénea mediante aire (estaba claro) y calor para conseguir que los alimentos queden cocinados al completo y crujientes.

Quizá su precio es una de las desventajas más grandes, también por la fama que ha alcanzado este tiempo. Además, en comparación con otros electrodomésticos de cocina similar, disponemos de menor capacidad, pero desde luego no parece preocupar demasiado a los usuarios.

En cuanto a uno de las grandes preocupaciones, sobre todo en la actualidad, el precio que puede suponer cocinar con la freidora de aire, destacar que ciertamente es más barato, que, por ejemplo, el uso del horno en una versión más light o directamente un horno de aire.

Las freidoras de aire más pequeñas pueden utilizar unos 700 W, pero algunas de las más grandes llegan a los 2.000 W. Sin embargo, recalcar que los hornos eléctricos suelen consumir entre 2.000 W y 5.000 W.

¿Es tan saludable cocinar con una freidora de aire?

Ahora bien, una de las grandes preguntas siempre recae sobre el aspecto saludable de estas y si realmente estamos haciendo una buena inversión, ya que todos disponemos de freidoras normales u hornos ya casi por defecto en nuestras cocinas.

A algunas personas les preocupan los posibles riesgos para la salud de esta nueva forma de cocinar, sobre todo por el temor a un cocinado excesivo, la toxicidad o el cáncer; otras son simplemente escépticas sobre los supuestos beneficios de los alimentos fritos de esta forma.

Pues bien, decir en este sentido que ya todos sabemos que un mayor consumo de alimentos fritos está directamente relacionado con un mayor riesgo de obesidad. Esto se debe a que los alimentos fritos tienden a ser altos en grasas y calorías.

Cambiar los alimentos fritos por los cocinados con aire y reducir el consumo habitual de aceites poco saludables, desde luego, puede favorecer la pérdida de peso. En general, cuando se compara con la fritura de toda la vida, la freidora de aire es una opción más saludable porque tiene menos calorías.

Por otro lado, destacar la peligrosidad de algunos compuestos presentes en los fritos como la acrilamida. Este compuesto se forma en ciertos alimentos durante los métodos de cocción a alta temperatura, como la fritura. Aquí encontramos un gran punto a favor de esta novedad.

Si deseas convertir tu horno convencional en una freidora de aire, te dejamos el siguiente artículo, ya que es realmente fácil. Con esto matizar que, desde luego, nunca va a sustituir a la freidora de aire, sobre todo en el gasto energético, pero si lo que te interesa es conservar esa parte saludable de este aparato, puede ser un gran sustituto.

Aquí quizá la pregunta no es si es más o menos saludable usar una freidora de aire en vez de sus otras versiones, lo que realmente importa es el tipo de alimentos que se consumen y se introducen en la freidora.

Eso sí, si lo que quieres es realmente comer saludable, limitar por completo el consumo de alimentos fritos es la clave. Y es que, al final de todo, sustituir todos los alimentos fritos por los mismos cocinados con aire y calor no garantiza de ninguna manera una dieta 100 % saludable.

Para tener una salud óptima, deberíamos centrarnos en una dieta llena de verduras, frutas, cereales integrales y proteínas, eso es un hecho.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: DestacadoAlimentación, Salud,