Skip to main content

Cuidado con el calor: 15 señales de que te estás deshidratando

Sudar Calor

Depositphotos

Andrea Núñez-Torrón Stock

22/07/2021 - 09:30

En los meses de verano y durante las olas de calor es especialmente importante reponer líquidos con frecuencia para no correr riesgo de deshidratación.

Han llegado los meses más calurosos del año, cuando la hidratación es especialmente importante, así como mantenerse en un lugar fresco y seco durante los picos máximos de temperatura u olas de calor, las cuales tienen un impacto muy negativo en la salud y suben el riesgo de muerte de los grupos de población más vulnerables.

Como máximo, una persona puede sobrevivir entre tres y cinco días sin agua, aunque existen casos que han llegado a la semana. Cuando el cuerpo está privado de fluidos en las células, los órganos se deterioran, la piel se agrieta, el cerebro se encoge, el corazón empieza a bombear más despacio y el volumen de sangre deja de llegar, hasta que llega la muerte. Según Muy Interesante, el límite máximo de deshidratación está en el 20% de pérdida de peso corporal. 

Sin embargo, ¿cuánto es el tiempo mínimo que una persona puede tardar en deshidratarte? Desde el Huffington Post lo revelan, añadiendo que el calor agrava este proceso. Tal y como explica David Della-Giustina, un médico de emergencia de Yale Medicine, cuando el cuerpo suda, la frecuencia cardíaca sube y la sangre llega a la piel para disipar parte del calor. El esfuerzo por refrescarnos genera más calor en el cuerpo y por tanto, más perdida de líquidos y electrolitos.

El grupo de mayor riesgo son las personas que hacen actividades al aire libre, como las relacionadas con el deporte, la jardinería o la construcción. En estos casos pueden deshidratarse en cuestión de horas y en casos extremos de calor, en tan solo 30 minutos. 

En un par de horas es posible perder uno o dos litros de agua en el caso de no reemplazarla, sobre todo si se está llevando cabo un esfuerzo físico. En posición de reposo, la deshidratación es más lenta, puesto que la sudoración es menor. 

Por supuesto, bebés, niños y ancianos tienen mayor riesgo de deshidratación, ya que sus cuerpos experimentan más dificultades para enfriarse. El consumo de algunos fármacos también influye en esta capacidad. 

15 señales de alarma de que estás deshidratado

Desde Eat This Not That aportan hasta 15 señales para saber si estás deshidratado. Son las siguientes:

  • Piel roja: Es un signo temprano mediante el que el cuerpo te avisa que precisa agua para calmar la inflamación. 
  • Subida de la temperatura corporal: en algunos casos, incluso fiebre. 
  • Calambres musculares, causados por la sudoración excesiva que agota los electrolitos. Son especialmente frecuentes en los brazos, las piernas, el abdomen o la espalda.
  • Sed: Se trata evidentemente del síntoma más evidente, pero en algunas personas es silenciosa. Por ello, es importante beber cuando hace calor y no esperar a sentirte sediento. 
  • Orina de color oscuro: La orina debe ser siempre de un color similar a la limonada. Cuando es amarilla muy oscura o incluso amarronada, puede ser una señal de deshidratación.
  • Mareo y debilidad: Como la presión arterial baja, son comunes las sensaciones de mareo y debilidad, que pueden derivar en desmayo.
  • Náuseas, malestar estomacal y vómitos: Vomitar agrava la deshidratación al eliminar líquidos del cuerpo, lo que también sucede con la diarrea.
  • Boca seca
  • Dolor de cabeza: El cerebro también pierde líquido y se encoge, separándose del cráneo. Esta tensión es responsable de la resaca y también puede desencadenar migrañas.
  • Estreñimiento: Al haber carencia de líquido el tracto digestivo no funciona adecuadamente y su movilidad se reduce, causando malestar y problemas de evacuación.
  • Mal aliento: La deshidratación puede provocar una falta de saliva, lo que provoca un aumento de bacterias en la boca y la pertinente halitosis. 
  • Sequedad de piel: Es un síntoma grave, porque cuando los fluidos corporales se agotan la piel se reseca y el cuerpo no puede enfriarse mediante la sudoración.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca: Como hay menos cantidad de agua en tu cuerpo, la cantidad de sangre circulante disminuye y la sangre se espesa. Como el corazón debe trabajar más para bombear sangre, suelen aparecer las palpitaciones.
  • Confusión y alucinaciones: Se debe a la falta de sangre y oxígeno al cerebro y requiere atención médica inmediata.
  • Estado de shock o golpe de calor: Es otro de los signos de deshidratación grave, provocado por el sobrecalentamiento del cuerpo. 

Si notas algún síntoma grave de deshidratación como orina oscura, náuseas o aturdimiento, es importante moverte a un lugar fresco y reponer líquidos a través de agua pero también azúcar y sodio, que se han perdido. Los síntomas deberían mejorar entre 15 y 30 minutos después. De lo contrario, hay que recibir atención médica de urgencia. 

Lleva siempre agua contigo y no te expongas a la luz solar directa en las horas centrales del día. Tampoco es recomendable realizar esfuerzos físicos o practicar deporte extremo en las olas de calor. 

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Andrea Núñez-Torrón Stock.