Skip to main content

La culpa de que quieras comer lo que no debes es de tus genes

comida genes

25/04/2017 - 15:53

Un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid revela que la genética juega un papel muy importante a la hora de determinar nuestros hábitos alimentarios.

Todos los años se repite la misma historia: el verano se acerca, te propones comer más sano para adelgazar un par de kilos, pero solo eres capaz de seguir tu plan mientras no se te ponga una hamburguesa o un postre de chocolate por delante. Si te sientes identificado con estas circunstancias, que sepas que el problema no es que tengas una fuerza de voluntad débil: según la ciencia, la culpa la tienen tus genes.

Así se desprende de un estudio que ha llevado a cabo la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), que revela que la genética juega un papel muy importante a la hora de determinar los hábitos alimentarios de una persona. 

Para llevar a cabo el estudio, los científicos de la UAM se han centrado en observar la relación entre el tipo de alimentos ingeridos y la genética de los seres humanos. Para ello, han analizado los genes de una muestra de 818 hombres y mujeres sanos, registrando también datos sobre su dieta habitual a través de encuestas.

Con esta información, los investigadores han podido observar que ciertos genes juegan un papel muy importante para la toma de decisiones respecto a lo que come cada individuo. Por ejemplo, una ingesta elevada de chocolate se ha asociado a ciertas formas del gen que expresa el receptor de la oxitocina, y otro gen relacionado con la obesidad determina si apreciamos o no las verduras y los alimentos ricos en fibra. 

Aprende más sobre alimentación con el libro "Mi dieta cojea"

"La mayoría de las personas tiene auténticos problemas para modificar sus hábitos dietéticos, incluso en aquellas situaciones en las que saben que sería lo más adecuado para sus intereses", explica Silvia Berciano, directora de la investigación. "Esto es así porque nuestras preferencias alimentarias y nuestra capacidad para seguir un plan afectan a lo que comemos y a nuestra capacidad para adherirnos a los cambios en la dieta".

Qué son los superalimentos, y cómo incluirlos en tu dieta

Este estudio, que es el primero en describir cómo afectan los genes al cerebro para la ingesta de alimentos, es un avance importante de cara a combatir la obesidad y puede allanar el camino para la configuración de dietas personalizadas para cada persona que se adapten a sus características genéticas.

[Fuente: ABC]

Ver ahora: