Skip to main content

Curar enfermedades no es rentable para las farmacéuticas, según Goldman Sachs

Curar enfermedades no es rentable para las farmacéuticas, según Goldman Sachs

16/04/2018 - 18:05

Un polémico informe que la banca de inversión Goldman Sachs ha enviado a su clientes, y que se ha filtrado a la prensa, cuestiona la viabilidad económica de los nuevos métodos de curación con terapia genénica, frente al mayor ingreso que supone que la enfermedad sea crónica.

Un terrible debate del que nadie habla públicamente, pero que está sobre la mesa de los consejos directivos de las farmacéuticas. Es mucho más rentable económicamente que una enfermedad sea crónica y sus pacientes tengan que pagar tratamientos toda la vida, en lugar de desarrollar una cura. ¿Hasta qué punto las empresas farmacéuticas toman este tipo de decisiones? Cuando la salud es un negocio y los inversores solo buscan recuperar su dinero, el bienestar del paciente no siempre es la prioridad.

En los últimos años se han descubierto terapias genéticas asociadas al corta y pega del ADN, con técnicas como CRISPR, que prometen curar enfermedades con un solo tratamiento basado en la manipulación genética. Un dato esperanzador para los enfermos y para los sistemas de salud públicos, pero no tanto para las empresas farmacéuticas. Así es cómo funciona CRISPR:

Qué es CRISPR, el corta y pega genético que cura enfermedades

La polémica ha vuelto a salir a a luz en un informe filtrado de Goldman Sachs a sus inversores, firmado por uno de sus analistas, Salveen Richter. En él explica que "el potencial de desarrollar curas de una sola toma es uno de los aspectos más atractivos de las terapias genéticas, ingeniería genética de células y la edición de genes. Sin embargo, estos tratamientos ofrecen un panorama muy diferente cuando hablamos de ingresos recurrentes frente a las terapias crónicas. Aunque los nuevos tratamientos tienen un tremendo valor para los pacientes y la sociedad, podrían suponer un desafío para los desarrolladores de medicinas basadas en el genoma (las farmacéuticas) que buscan un flujo de ingresos constante".

Salveen Richter pone como ejemplo a la empresa Gilead Sciences (GILD), que en 2015 ganó 12.500 millones de dólares con sus tratamientos que curan la Hepatitis C en un 90% de los casos. Sin embargo, con una tasa tan alta de curaciones, se reducen los contagios de Hepatitis C. Por eso solo ganó 4.000 millones de dólares con sus tratamientos de Hepatitis C en 2017.

Curar enfermedades no es rentable para las farmacéuticas, según Goldman Sachs

"GILD es un buen ejemplo, el éxito de su franquicia de Hepatitis C ha dejado exhausto su fondo de pacientes tratables. En el caso de enfermedades contagiosas como la Hepatitis C curar a los pacientes reduce el número de portadores que transmiten el virus a nuevos pacientes, así que el cupo de pacientes se reduce. Cuando el cupo de pacientes es estable (por ejemplo el cáncer) una cura potencial supone menos riesgo (económico) para la sostenibilidad de la franquicia".

Resulta estremecedor leer un informe en donde se trata a las enfermedades como franquicias, y a los enfermos como simples clientes que pagan una cuota mensual por las medicinas de las enfermedades crónicas, o como simples portadores que sirven para crear nuevos clientes, cuando transmiten la enfermedad. Pero así funciona el mundo de los negocios, en donde todo gira alrededor del dinero, y la rentabilidad es el único fin.

Al menos el informe de Goldman Sachs no concluye recomendando invertir en terapias crónicas frente a las curativas, sino que aconseja invertir en terapias de enfermedades aún poco explotadas, como la hemofilia, la atrofia espinal (SMA) y las enfermedades hereditarias de la retina. Ahí está el negocio hoy en día, por lo que parece... 

[Fuentes: CNBC, IFL Science!]

Ver ahora:

Te recomendamos