Skip to main content

El curioso motivo por el que dejar los pies fuera de la manta puede ayudarte a dormir mejor

Dormir con los pies fuera de la manta

Getty Images

19/11/2020 - 22:15

Por si no lo sabías, dejar los pies destapados y fuera de las mantas te puede ayudar a dormir mejor. Te contamos cuál es el motivo por el que este truco te permite descansar bien.

Dormir en invierno es un verdadero placer. Mientras que en verano tenemos que sufrir las altas temperaturas que nos hacen dar mil vueltas en la cama, en los meses fríos podemos elegir con qué tipo de manta taparnos para estar abrigados sin llegar a pasar calor. Gracias a esto, descansamos mucho mejor que en la época estival.

No obstante, esto no es así para todo el mundo. Hay personas que, aunque se cubran con una manta muy fina, terminan pasando calor por la noche, lo que les hace despertarse a horas intempestivas empapados en sudor. Y la solución no pasa por acostarse totalmente destapadas, ya que en ese caso tienen frío y no son capaces de conciliar el sueño.

Estos problemas se agravan al dormir en pareja. Y es que, mientras que uno prefiere una manta ligera, el otro quiere un grueso edredón nórdico, de manera que uno de los dos terminará sin descansar a gusto.

Si eres de los que pasan calor por la noche, tienes a tu disposición un truco de lo más sencillo para dormir mejor: dejar los pies destapados y dormir con ellos fuera de las mantas. Aunque a priori parece una recomendación tonta sin mucho fundamento, en realidad está avalada por la ciencia. 

De acuerdo con un estudio publicado en el Aviation, Space and Environmental Medicine, mantener los pies frescos es una forma especialmente efectiva para reducir la temperatura corporal. Por lo tanto, puedes permanecer tapado para no tener frío durante la noche, pero si sacas los pies fuera de las mantas evitarás que tu temperatura corporal suba en exceso y tu sueño no se interrumpirá por esta molestia. 

Además, según una investigación publicada en el Journal of Clinical Investigation, mantener tu temperatura corporal más baja de lo habitual tiene otros beneficios, como favorecer la termogénesis para eliminar grasa. De esta forma matarás dos pájaros de un tiro.

Así que ya lo sabes: si en invierno te cuesta dormir porque pasas calor bajo la manta y frío totalmente destapado, lo único que tienes que hacer es dejar libres tus pies para descansar mejor.

[Fuente: BestLife]