Skip to main content

CycleWing, la bicicleta a vela

CycleWing

09/02/2019 - 10:15

Cuando te pones a pensar en los accesorios que le irían bien a una bicicleta... bueno, otros ya los han pensado antes, y por eso ya están a la venta: un motor eléctrico, marchas, mochilas para transportar objetos... Posiblemente a muy pocas personas se nos ocurriría pensar... en una vela. Pero aquí está. Esto es CycleWing, la bicicleta a vela.

En realidad, CycleWing no es la bicicleta en sí, sino un accesorio que se coloca en la parte trasera de la bici. Se adapta a la mayoría de los modelos que posean un guardabarros trasero generoso.

Lógicamente la vela no se lleva desplegada todo el rato. Es plegable, y se guarda en un mochila que no molesta demasiado. Tampoco pesa mucho. Está fabricada con fibra de carbono, y apenas llega a los 6.8 kilos. Aún así es un peso considerable cuando montas en bici, especialmente en largos recorridos:

CycleWing

Como hemos comentado, CycleWing, la bicicleta a vela, no está pensada para usarse en la ciudad, o en carreteras convencionales. Mas que un elemento de ayuda es un complemento de diversión, con la idea de que lo utilices en caminos de tierra y lugares poco transitados.

Cuando empiezas a notar un poco de viento, es cuando llega el momento de pararte y desplegar la vela trasera. Funciona exactamente igual que en un barco. La vela se mueve en función de la dirección del viento, y puedes aprovechar su fuerza para impulsarte con menos esfuerzo. Incluso es posible avanzar sin pedalear, si el viento lo permite, como dicen los marinos...

La vela dispone de un pequeño rotor para girarla a izquierda o derecha, en función de por dónde sople el viento. Dos botones situados en el manillar permiten girarla en una u otra dirección, así que es un proceso manual, como en un barco de vela:

CycleWing

Un pequeño visor con una pantalla de tinta electrónica muestra el ángulo que forma la vela con la bici, y la bateria que le queda al motor.

La bicicleta a vela es una idea curiosa, pero tiene unas cuantas limitaciones, y despierta algunas dudas. En primer lugar está el peso, y el hecho de que muchos días puedes salir de paseo con ella, y si el viento no se presenta, no la vas a utilizar.

Debido a su aparatosidad no se puede usar en ciudad ni en carretera. Hay que buscar un camino rural poco transitado para usarla, lo cual limita su uso.

Finalmente, está el tema del viento en sí. Como se ve en la foto de portada, la vela es grande. ¿Una racha fuerte de viento podría tirar la bici al suelo, o desviar su rumbo?

Estas son las bicicletas más deseadas de Amazon

El último hándicap es su precio. Cuando se ponga a la venta, este verano, costará cerca de 1000 euros.

Aún así, como idea de diversión para momentos concretos en lugares concretos, CycleWing, la bicicleta a vela, puede ser bastante divertida...