Logo Computerhoy.com

¿Es necesario dar la vuelta al colchón en verano?

Muchas personas dan la vuelta al colchón cuando llega al calor. ¿Es una manía, una costumbre, o realmente conviene hacerlo?

¿Es necesario dar la vuelta al colchón en verano?

Pocas cosas hay más placenteras en esta vida, que meterte en la cama con tu mullido colchón en invierno, y taparte hasta arriba con la manta. Pero las cosas cambian en verano. Hace tanto que calor que quieres estar lo más desahogado posible.

Muchas gente da la vuelta al colchón en verano porque aseguran que así transpira mejor, o incluso porque es un colchón "de temporada". ¿Es eso cierto? ¿Hay que voltearlo?

Vamos a ver lo que dicen los expertos, y qué podemos hacer para que el colchón sea lo más fresco posible en verano.

En primer lugar, hay que distinguir entre girar y dar la vuelta al colchón. Girarlo quiere decir poner la parte de la cabeza en los pies, pero en la misma cara del colchón. Voltearlo es poner la cara de arriba, abajo.

Siempre hay que girar el colchón, salvo que sea viscoelástico. Al girarlo evitamos que se formen bultos o malformaciones por dormir siempre en la misma posición. Como hemos dicho, la excepción son los colchones viscoelácticos, que se ajustan al cuerpo y luego recuperan la forma. Así que no es necesario girarlos.

Colchón

Un colchón se suele girar  2 o 3 veces al año, aunque algunas marcas recomiendan hacerlo una vez al mes durante el primer año.

Otra cuestión diferente es darle la vuelta al colchón. Aquí tenemos que mirar si es o no reversible. Hay colchones de espuma o muelles que tiene la parte más mullida solo en una cara, y si le damos la vuelta perderemos esa ventaja.

Si el colchon es reversible, entonces es recomendable darle la vuelta al menos dos veces al año, para que transpire mejor. Se suele hacer en los cambios de temporada, en primavera y otoño, como explica Colchones Relax. Pero si aún no lo has hecho, puedes hacerlo en verano sin ningún problema.

Cómo quitar los olores y desinfectar una cama para que huela como en un hotel de lujo

Existen también colchones en donde las dos caras son diferentes: una para el verano y otra para el invierno. En ese caso solo hay que darles las vuelta en esas fechas, asegurándonos de que usamos el lado correcto.

Para terminar, hay que decir de nuevo que los colchones viscoelásticos son la excepción a todo esto. Como recuperan la forma, no es necesario darles la vuelta. Además la mayoría no tienen la misma firmeza en ambos lados. Pero si estás seguro de que es reversible, puedes darle la vuelta porque te apetezca, aunque no por necesidad.

Y recuerda, además de girar el colchón, también deberás limpiarlo a fondo de vez en cuando.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: Familia