Debate: ¿Renovar móvil tras el MWC?

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Debate: ¿Renovar móvil tras el MWC?

A todos nos gusta estrenar un nuevo dispositivo. Y nos encanta una pantalla más grande, más brillante, cámaras con más resolución y calidad, mil funciones nuevas que antes no teníamos disponibles...

Pero seamos sinceros: no siempre necesitamos buena parte de las prestaciones que los smartphones más modernos nos ofrecen y, sin embargo, nos morimos de ganas de tener el modelo más nuevo en cuanto vemos las primeras imágenes.

Tras toda la información que has podido ver en nuestro especial MWC 2015 seguro que has encontrado más de un móvil que no te importaría convertirlo en tu modelo de cabecera. Puede que no lo necesites, que todavía tengas un smartphone muy capaz y potente o que el último terminal del que te has encaprichado no aporte nada nuevo.

Pero reconócelo. Quieres cambiar de móvil, y más aún tras el MWC 2015. ¿O no? Por de pronto, lee lo que nuestros redactores opinan del tema. 

Noelia Hernández

Mi móvil acaba de cumplir dos años, justo el tiempo que tardamos los españoles en comprarnos otro, según la cadena de tiendas Phone House. Y al menos en mi caso han acertado de pleno. Se me ha quedado pequeño. No por el tamaño de su pantalla, con unas ahora irrisorias 4”, sino porque las apps que utilizo no paran de actualizarse y se han comido toda su memoria.

Por no hablar de que cada día “necesito” usar un número más elevado de ellas. Sea cual sea la razón, el caso es que no hay espacio para más, y eso que para los fotos y otros archivos uso una tarjeta SD. Así que… ¿qué mejor momento para elegir mi nuevo smartphone que la feria de telefonía móvil más importante del año?

Pero para ser sincera, creo que no me decantaré por ninguno de los nuevos modelos presentados. Entre otras cosas, porque la mayoría aún no están disponibles. Pero lo que se ha podido ver a principios de marzo en el Mobile World Congress (MWC), nos puede dar una pista sobre lo mejor de lo que viene y con ella intentar que nuestro nuevo móvil no se vuelva un dispositivo obsoleto, al menos en dos años. 

Sí al "MWC nuevo, móvil nuevo". Obviamente, tiene su parte mala: puede resultar algo incómodo para el consumidor medio volver a sincronizar otra vez su teléfono de última generación con el WiFi de nuestro loft en Los Ángeles o conectarlo mediante Bluetooth con nuestro Ferrari.

Ahora en serio: No. El teléfono no deja de ser una herramienta, y soy un firme defensor de que debería usarse como tal. No sirve de nada comprar un teléfono de ultimísima generación con un montón de extras que no vamos a utilizar nunca jamás de los jamases. Es como comprarse una llave inglesa con mirilla láser: te va a costar más dinero y no vas a poder utilizarla.

¿Para qué gastarse el dinero en un teléfono con sistema de pago NFC si prácticamente nadie admite pagos (regularmente) con NFC en España? No hablo ya de frivolidad, sino de una soberana insensatez.

El Mobile World Congress de este año me ha dejado un poco frío. Sí es cierto que se han presentado muchos nuevos móviles y muy potentes, pero ¿realmente ofrecen muchas mejores prestaciones respecto a lo que ya ofrecía el mercado antes de la feria? Mi opinión es que no.

Las dos grandes estrellas del MWC (Samsung Galaxy S6 Edge y HTC One M9) serán dos de los mejores móviles de este año, eso es indiscutible, pero no veo la necesidad de cambiar mi LG G3 por ninguno de ellos por el simple hecho de tener lo último del mercado.

Otra cosa muy distinta sería si mi móvil se ralentizara, si la batería ya estuviese lo suficientemente viciada como para no aguantar un día de uso intensivo. Entonces sí caería en la tentación de comprarme un nuevo móvil y sí, seguramente entre los candidatos estarían algunos de los mejores móviles presentados en el MWC.

Puestos a cambiar, tengo claro que buscaría un sustituto que esté entre lo mejor del mercado

Si estás pensando en cambiar de móvil o tablet es buena idea esperar a que pase el Mobile World Congress. Aquí se presentan todas las novedades de los fabricantes de dispositivos móviles, así que si quieres un "último modelo", conseguir el buque insignia de una gran marca y tener lo más "in", tendrás toda la información disponible y podrás elegir.

Pero si te da igual no estar a la última, siempre puedes mirar el precio de los que hace un año exactamente eran lo más de lo más. Te sorprenderás y seguro que encuentras terminales a precios más asequibles que hace un par de meses.

Eso siempre y cuando necesites un nuevo terminal. Si pretendes cambiar cada vez que hay un modelo nuevo.... prepara una buena partida de tu presupuesto para dispositivos tenológicos. Te hará falta. 

Para mí, la principal motivación a la hora de adquirir un móvil es la necesidad de su renovación. Es decir, compro un nuevo smartphone cuando el actual ya no funciona o se ha quedado realmente desfasado.

En el MWC se han presentado muchos dispositivos que incorporan la última tecnología y con funciones renovadas. Sin embargo, mi actual smartphone todavía cumple mis expectativas y, de momento, no tengo la intención de cambiarlo.

Además, comprar un dispositivo de última generación conlleva también un desembolso mayor de dinero y, para tomar esta decisión, también hay que tener muy en cuenta el uso que se tenga previsto darle al dispositivo.

No es lo mismo tener un móvil para navegar por Internet, hacer y recibir llamadas y consultar el correo, que si se necesita uno que ofrezca un alto rendimiento y fluidez, o si se le da mucha importancia a la calidad de la cámara que incluya.