Deja la tarjeta de crédito a su hijo y gasta £3.000 en Google Play

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
google play niño compra

Sus nombres son Nick Wrinch y Penny Wrinch, madre e hijo, respectivamente. Penny prestó a su hijo de once años su tarjeta de crédito para que comprase algunos juegos en Google Play para la tablet de casa, con tal mala suerte de que acaba gastando £3,000 en la compra de créditos para sus juegos favoritos. Aunque no todo es lo que parece ser...

Cuando Penny Wrinch dejó a su hijo de once años su tarjeta para comprar algunos juegos y aplicaciones de Google Play para la tablet Nexus de casa no podía imaginar lo que estaba a punto de suceder. Dejar la tarjeta de crédito a un niño para que compre en Google Play puede entrañar algunos peligros, eso está claro, pero no fue exactamente el caso.

Nick hizo algunas compras de juegos en la tienda de apps de Google, especialmente compró créditos para mejorar funciones de algunos juegos, los llamados créditos in-app que habilitan funciones especiales. Durante algunos meses, los cargos que la señora Penny recibía en su cuenta entraban dentro de lo normal, pero nada tenían que ver con los que comenzaron a llegarle en las últimas facturas.

De un momento a otro, cientos de cargos le llegaron en solo unos días y agotaron todo el crédito de su tarjeta. Pensando que había podido ser víctima de unos hackers, decidió cancelar su tarjeta.

Pero, ¿qué sucedió realmente? ¿Fue su hijo el responsable de lo ocurrido? En parte sí, en parte no. El niño pulsaba para comprar créditos y al ver que no había ninguna respuesta y que no se le cargaban volvía a pulsar de nuevo. 

La familia llegó a atravesar importantes problemas financieros, según han hecho constar. Explican: "Todo esto ha sido una pesadilla (...) No puedo creer que Google no tenga procesos para evitar que esto ocurra".

Siempre, en todas partes: La NSA espió móviles Android a través de la Google Play

Parece que no hay demasiada esperanza para esta familia de poder recuperar el dinero. El abuelo del niño se puso en contacto con Google, pero se le dijo que no había nada que pudieran hacer al respecto. Según afirma el abuelo, le invitaron a "pensar pensamientos felices".

No es, sin embargo, el primer caso de este tipo que te relatamos en ComputerHoy.com. Esperamos que este tipo de problemas se puedan solucionar en un futuro.

[Fuente: TheGuardian]