Skip to main content

Se está desarrollando un algoritmo para saber cuándo es mejor que tomes café

Cafe mujer

Depositphotos

08/06/2021 - 07:30

Existe cierto debate sobre cuándo se debe tomar el café para que haga más efecto y se trabaja en un algoritmo que lo indique.

En algunas ocasiones hemos hablado sobre cuándo se debe (o no) tomar café al cabo del día y los motivos que pueden empujar a esta situación. Está claro que más allá de lo que te pueda gustar beberlo, uno de los principales motivos que empujan a tomar café es la dosis de energía que aporta, y aquí el ejército de los Estados Unidos tiene algo que decir.

En La Vanguardia se han mostrado los informes de dos trabajos financiados por el ejército estadounidense sobre la ingesta de café y sus efectos con el fin de predecir cuándo es más efectiva la cafeína como estimulante neuronal.

Entre los objetivos se encuentran el dar forma a un algoritmo y a una aplicación web y móvil que prediga cuándo es el mejor momento en base a los efectos que han ido provocando los distintos cafés, refrescos, tés y pastillas de cafeína. Este algoritmo sería personal, aunque existen algunas conclusiones generales que pueden servir de ayuda.

Este complicado estudio tiene en cuenta múltiples factores, como la respuesta a los estímulos, las horas de sueño, la intensidad del café o los reflejos que tiene el cuerpo durante distintos momentos del día. 

Según los resultados publicado por La Vanguardia: "El nivel de atención mejora a partir de media mañana respecto a la medida de sueño, que son de 8 horas, entre la 1:00 y las 9:00 h. En cuanto al efecto del café, se obtienen dos rebotes de mejora en los días en que se ingiere a las 9 y en torno a las 12, lo que eleva el nivel de atención durante la tarde. Es decir, con este esquema, a mediodía es cuando menos alerta estamos y por la tarde, cuando más".

Esta información llama la atención por algo que hemos repetido anteriormente, es mejor tomar café un rato después de despertarse porque nada más hacerlo el cuerpo tiene la capacidad para trabajar y responder con sobrada energía a cualquier reto que se le ponga. Tiempo después empieza la lenta decadencia y tal vez llegue el momento de tomar el café, y también unos minutos de relax.