Skip to main content

El descenso de nubes en el verano acelera el deshielo de Groenlandia

deshielo groenlandia

29/06/2017 - 19:13

Un grupo de científicos ha descubierto que, durante los últimos 20 años, se ha acelerado el deshielo de Groenlandia por la disminución de nubes en verano

Un grupo de científicos dirigido por la Universidad de Bristol ha descubierto que, durante los últimos 20 años, se ha acelerado el deshielo de Groenlandia como consecuencia de la disminución de nubes en verano. Los resultados del estudio revelan que con una menor cobertura de nubes aumenta la incidencia de la radiación solar en la superficie, lo que proporciona más energía para producir la fusión.

No es la primera vez que hablamos del deshielo acelerado que sufre Groenlandia. La NASA ya lo advirtió en 2015, cuando se dieron cuenta de que las corrientes oceánicas cálidas estaban produciendo cavidades que socavan el hielo desde abajo. Esto propicia que las capas de hielo se desprendan.

Sin embargo, ni esta razón ni las altas temperaturas son los únicos factores que propician el deshielo. Para llevar a cabo el nuevo estudio, los científicos han empleado datos de satélites de observación terrestre y modelos climáticos de alta resolución. Con estas herramientas han podido constatar una disminución constante de la cubierta de nubes en Groenlandia en verano desde 1995. 

Desde el año en el que se inició la bajada de nubosidad, los investigadores han calculado que se han perdido alrededor de 4.000 gigatoneladas de hielo, que al convertirse en agua contribuye al aumento del nivel del mar, una de las consecuencias más peligrosas del cambio climático. Este fenómeno inundaría buena parte de las zonas costeras de todo el mundo, cambiando la superficie terrestre tal y como la conocemos hoy en día.

50 claves para entender el calentamiento global

"El impacto del aumento del sol durante el verano es grande", señala Stefan Hofer, autor principal del estudio. "Hasta ahora pensábamos que la reciente fusión de Groenlandia es causada casi exclusivamente por las altas temperaturas y las reacciones resultantes". El nuevo trabajo demuestra que, además de un aumento de las temperaturas, la disminución de la capa de nubes es otro de los factores que ha ayudado a mermar la capa de hielo. 

Primeras imágenes de la nueva grieta descubierta en Groenlandia

Este fenómeno se está produciendo por los cambios en los patrones de circulación atmosférica a gran escala, que no tiene precedentes desde 1850, año en el que se inicia el registro de observaciones. "Este inusual estado de la atmósfera se ha vinculado a la cada vez más menguante superficie cubierta por hielo marino en el Océano Ártico durante el verano", apunta Jonathan Bamber, coautor del estudio.

Ver ahora: