Descubren un método para controlar el apetito sin efectos secundarios

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
control apetito

La obesidad se encuentra entre los principales problemas de salud de los países occidentales, y en la actualidad aqueja a más de 600 millones de adultos y 108 millones de niños en todo el mundo. Aunque cada vez son más las personas que se han pasado a un estilo de vida saludable, el sedentarismo y la mala alimentación continúa pasando factura a la sociedad, por lo que los científicos trabajando duro para encontrar remedios que ayuden a frenarla. 

El control del apetito es uno de los puntos clave sobre el que trabajan los investigadores. Ahora, un equipo de científicos del Imperial College de Londres ha identificado un nuevo mecanismo para suprimir el apetito que, a diferencia de otras soluciones, destaca por no tener ningún efecto secundario. 

 

La investigación se ha centrado en las hormonas tiroideas, que son ampliamente conocidas por su importante papel en la regulación de las ganas de comer. Los receptores de estas hormonas se distribuyen por todo el cuerpo e interactúan para regular diferentes funciones del organismo además del apetito, entre ellas la temperatura corporal o los niveles de colesterol. Por ello, el problema que encontraban los científicos habitualmente era que no podían dirigirse de manera específica a las hormonas sin provocar efectos secundarios indeseados.

Aprende más sobre nutrición con siguiendo los consejos de este libro

El equipo intentó buscar una manera para desactivar la actividad de los receptores de la hormona tiroidea en una zona específica del hipotálamo, que se identifica como un área reguladora del apetito en el cerebro. Para ello, efectuaron un ensayo en el laboratorio con 21 ratones divididos en dos grupos. A los roedores de uno de los grupos les inyectaron un virus para inactivar los receptores de la hormona en el hipotálamo, y dejaron que todos los animales comieran lo que quisieran. 

Control obesidad

Los resultados revelaron que los ratones que habían sido tratados no aumentaron de peso, mientras que el grupo de control registró un incremento del doble de su masa corporal, pasando de 20 a 40 gramos. Y todo ello sin presentar ningún efecto secundario indeseado.

Según un estudio, las bebidas carbonatadas aumentan el apetito

"Los resultados demuestran que el uso de medicamentos que actúen específicamente y a nivel local sobre un receptor en un área correcta del cerebro pueden alterar el apetito en los modelos animales sin causar ningún otro efecto secundario", afirma James Gardiner, director del estudio. "Si nuestros hallazgos pueden ser aplicados en humanos, entonces contaríamos con una nueva diana para el tratamiento farmacológico de la obesidad".

Galería de fotosLas 9 curiosidades de Internet que desconocíasver las 10 fotos