Descubren un método para fabricar fibra de carbono con CO2

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Descubren un método para fabricar fibra de carbono con CO2

Stuart Licht, profesor de química en la Universidad George Washington en EE.UU. presentó el pasado miércoles un descubrimiento de gran valor para la sostenibilidad y la fabricación de materiales: un método que permite producir fibra de carbono utilizando para ello únicamente CO2 y energía solar. 

En la presentación, que tuvo lugar en Boston con motivo de la reunión de otoño de la American Chemical Society, el profesor Licht explica que el sistema que ha ideado permite obtener el dióxido de carbono del aire y convertirlo en oxígeno y fibras de carbono en escala nanométrica mediante un proceso electroquímico que se lleva a cabo con energía solar.

Este método resulta mucho más eficiente por su bajo consumo de energía y su coste es mucho más barato que otros métodos existentes para fabricar este compuesto. En el siguiente vídeo puedes ver la conferencia en la que Stuart Licht presentó su descubrimiento y explicó el método de manera detallada.

La fibra de carbono es un material muy valioso dada la complejidad para producirlo y se trata de un compuesto que cada vez se utiliza con mayor frecuencia en la fabricación de todo tipo de productos, desde alas para aviones, baterías para móviles hasta raquetas de tenis. Debido a su dureza y a su peso ligero, está especialmente valorado en las industrias aeronáutica y automovilística.

Además de por el valor del compuesto resultante, el método del profesor Licht también destaca porque hace posible emplear el CO2 y reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera. 

Las pantallas de móvil rotas que se reparan solas, más cerca

De momento, el equipo de Stuart Licht consigue producir 10 gramos de fibra de carbono por hora mediante esta técnica. Las fibras similares se están vendiendo actualmente a un precio de 25.000 dólares la tonelada, y el profesor asegura que con su sistema se puede reducir el coste a sólo 1.000 dólares la tonelada. 

[Fuente: MIT Technology Review]