Descubren el primer cáncer contagioso entre especies

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Descubren el primer cáncer contagioso entre especies

Un grupo de científicos ha descubierto por primera vez un tipo de cáncer contagioso que parece ser capaz de pasar entre diferentes especies de animales, pero también sugieren que los tipos de cáncer que se contagian como cualquier otro virus podrían estar más extendidos de lo nos habíamos imaginado hasta ahora.

Tras este descubrimiento ya son ocho los tipos de cánceres contagiosos que están identificados, pues antes del mismo solo se tenía constancia de uno localizado en los perros, y otros dos diferentes en los demonios o diablos de Tasmania. Ahora un nuevo estudio revela la existencia de otros cinco tipos más en cuatro especies de moluscos y sus parientes cercanos.

Según el jefe del equipo de científicos, Stephen Goff del Centro Médico de la Universidad de Columbia, parece que estos nuevos tipos de cánceres contagiosos están saltando entre diferentes criaturas marinas, en concreto las que pertenecen a la categoría de los bivalvos, con un tipo de cáncer similar a la leucemia.

Esta variante en concreto fue encontrada en mejillones cerca de la costa de Canadá, y berberechos en costas de España, o almejas de Galicia entre otros. En todos estos casos el equipo encontró pruebas de que el cáncer se había transmitido entre especies en las colonias submarinas.

Cámara de 250 megapíxeles podría ayudar a detectar cáncer

Al parecer es posible que estos bivalvos liberen células cancerosas al morir, llegando estas a sobrevivir lo suficiente en el agua para que otro organismo las absorba. Los mejillones, berberechos y almejas son "animales filtradores pasivos" y cuentan con un sistema inmunitario subdesarrollado resultando imposible luchar contra un ataque de este tipo.

Según se desprende del estudio el contagio de cáncer entre especies marinas sería mucho más común de lo que pensamos, afectando a una gran variedad de las mismas. Pero el mismo estudio añade que no afecta a los seres humanos, ya que aunque nos comamos berberechos o almejas con esta enfermedad, nuestro sistema inmunológico acabaría con estas células cancerosas nada más entrar en nuestros jugos gástricos.

[Fuente: Nature]