Skip to main content

Descubren por qué soñamos y para qué sirven los sueños

dormir

26/07/2018 - 07:47

Hay aún muchos misterios que envuelven a la humanidad, unos tienen que ver con nosotros y otros con lo que está a nuestro alrededor. Uno de los grandes misterios de la ciencia era por qué soñamos y qué motiva los sueños, además del fin de los mismos. Ahora podríamos estar más cerca de conocer la respuesta.

Y es que, una serie de experimentos realizados por investigadores del laboratorio del sueño de la Universidad de Swansea, Reino Unido, parece haber descubierto el motivo por el que soñamos, algo que nos ocurre a menudo y que muchas veces no podemos explicar (y apenas recordamos en ocasiones).

Para intentar descubrir por qué soñamos, los investigadores han reclutado a un grupo de 20 voluntarios que podían recordar, con frecuencia, sus sueños. Durante 10 días, tuvieron que llevar un diario de sus actividades rutinarias, pero también de eventos significativos, emociones fuertes durante esos días y cualquier tipo de preocupación a la que le hayan estado dando vueltas.

Desmontando los 10 mitos más comunes sobre el sueño y dormir bien

Algo importante a remarcar en el diario eran las emociones, ya que debían detallar, sobre todo, qué tipo de emociones suscitaban esos acontecimientos remarcables durante los 10 días y, para ello, tuvieron una escala numerada para marcar la intensidad. En la noche del décimo día entraron al laboratorio para ser estudiados durante otras cuantas noche, siendo monitorizados con métodos no invasivos de electroencefalografía.

Con este método, los investigadores midieron y observaron las ondas cerebrales que se producen durante el sueño, con las ondas lentas (LIA) o el sueño donde hay movimientos oculares rápidos (asociados a la actividad theta). Cuando pasaban 10 minutos en cada uno de estos sueños, los voluntarios eran despertados de forma controlada y se les preguntaba qué estaban soñando. Ahí empezaba la comparación con los diarios buscando una correlación.

Y, efectivamente, parece que la hubo, ya que los sucesos que tenían un mayor impacto emocional eran más propensos a convertirse en sueños que las actividades rutinarias. Además, se observó que la mayoría soñó con eventos, o con ''emociones'' recientes, no con sucesos pasados. Sí, no es un motivo sorprendente y, de hecho, el propio Sigmund Freud ya lanzó su teoría que apuntaba a que los sueños estaban relacionados con la vigilia, llamando al suceso ''residuo del día'', pero ahora se ha medido con las herramientas adecuadas.

Desde la Universidad están satisfechos, ya que el psicólogo Mark Blagrove afirma que se trata del primer hallazgo de que las ondas theta están relacionadas con ''soñar con la vida reciente'' y esta es la mayor evidencia que se tiene, hasta ahora, de que el sueño está relacionado con el procesamiento que el cerebro realiza de los sucesos recientes.

Así que, ya sabemos por qué soñamos. No es nada que no nos pudiéramos haber imaginado antes, ni que otros científicos o teóricos no hayan apuntado, pero al menos, ahora, la ciencia respalda que es nuestro cerebro intentando procesar información, y emociones, vividas en el día a día reciente.