Skip to main content

Desfibriladores cardíacos futuros utilizarían pulsaciones de luz

Adiós a los desfribriladores
user

14/09/2016 - 23:16

Científicos creen que rayos de luz roja podrían restaurar las funciones normales del latido del corazón en los seres humanos, reemplazando el uso de descargas eléctricas dolorosas.

Un nuevo estudio, basados en pruebas en animales y modelos computarizados del corazón humano, podrían sentar las bases para el desarrollo de un tipo de desfibrilador óptico en pacientes.

De acuerdo con la profesora de ingeniería biomédica de la Universidad John Hopkins, Natalia Trayanova, con la tecnología, se aplicarían pulsaciones de luz a pacientes que estuvieran experimentando un paro cardíaco, y éstas serían capaces de restaurar el funcionamiento normal del corazón "de una manera suave y sin dolor".

Los desfibriladores tradicionales utilizan impulsos eléctricos que pueden dañar el tejido del corazón, por lo que rayos de luz sería una forma más segura (por no decir que menos dolorosa) de lidiar con latidos irregulares del corazón de un paciente.

La ciencia se basa en la optogenética, donde proteínas sensibles a la luz se unen a los tejidos vivos. Cuando la luz incide en estas proteínas, pueden modificar la actividad eléctrica dentro de las células.

¿Podemos morir si nos rompen el corazón?

Un equipo de la Universidad de Bonn en Alemania realizó pruebas con corazones de ratones cuyas células habían sido modificadas genéticamente para producir proteínas que se podrían accionar con luz. Pulsaciones de luz de un segundo era todo lo que se necesitaba para restaurar un ritmo cardíaco regular.

A partir de esos resultados, científicos de John Hopkins diseñaron un simulador de corazón humano, señalando que la luz azul utilizada por el equipo alemán en los corazones más pequeños de ratones no era lo suficientemente fuerte para el tejido del corazón humano.

Nuevo defibrilador utilizaría rayos de luz

En cambio la luz roja, con una longitud de onda más larga, era más eficaz, al menos según su simulación por ordenador.

Aunque las investigaciones parecen prometedoras, los desfibriladores ópticos todavía están lejos de estar disponibles. Se requerirá alrededor de cinco a diez años antes de que la tecnología pueda utilizarse en pacientes humanos.

Ver ahora:

Te recomendamos