Skip to main content

Detectan nubes de radiación en altitudes usadas por los aviones

nube radiacion avion

08/02/2017 - 19:07

Un equipo de investigadores ha llevado a cabo un estudio que ha hallado nubes de radiación en la atmósfera de la Tierra a una altitud utilizada por los aviones.

Un equipo de investigadores de distintas instituciones de Estados Unidos, Corea y Reino Unido ha llevado a cabo un estudio que ha hallado nubes de radiación en la atmósfera de la Tierra a una altitud habitualmente utilizada por los aviones.

Por motivos de seguridad, a través del proyecto Automated Radiation Measurements for Aerospace Safety (ARMAS), la NASA ha estado registrando durante años los niveles de radiación a los que se exponen las aeronaves en los vuelos. Para medir este parámetro, la agencia espacial norteamericana utiliza una serie de nanodispositivos equipados con sensores específicos que se colocan a bordo del avión. La información recogida se almacena en una base de datos para su análisis.

Ahora, estos investigadores han tenido acceso a la información de la NASA para llevar a cabo su estudio. Lo que han hecho ha sido examinar los registros de un total de 265 vuelos durante un período que abarca desde 2013 a 2017. Según esperaban, los niveles de radiación detectados en las alturas son más elevados que a ras de suelo.

Pero no solo eso: también encontraron datos alarmantes en seis aviones que habían volado a una gran altitud y una latitud muy alta, donde el nivel de radiación era incluso el doble que el normal. Tras efectuar un análisis de los datos, los científicos han llegado a la conclusión de que estos registros anómalos se han producido debido a que estas aeronaves han atravesado una nube de radiación durante su viaje. 

Así afecta a nuestra salud la radiación de los teléfonos móviles

Cada vez que montamos en avión nuestra exposición a la radiación es mayor que en tierra firme, puesto que nos encontramos más cerca del espacio exterior. No obstante, el riesgo no es muy elevado: en el caso de los vuelos largos, podría compararse con la radiación que recibimos cuando nos hacemos una radiografía de tórax, mientras que si el viaje es más corto sería el equivalente a una radiografía dental.

Sin embargo, las nubes que ha descubierto este equipo son ligeramente más peligrosas, lo que significa que volar a grandes altitudes (por encima de los 55.000 pies) conlleva más riesgos. Para evitarlos, los científicos quieren utilizar la red de sensores ARMAS para poder localizar las nubes y modificar las rutas de los aviones para que no las atraviesen.

Ver ahora: