Skip to main content

Detectan químicos ambientales con pulseras de silicona

Detectan químicos ambientales con pulseras de silicona

Juan Carballo

21/04/2016 - 10:30

Científicos de la Universidad Estatal de Oregón han empleado las pulseras de silicona para rastrear los productos tóxicos a los que el usuario estuvo expuesto. 

Las pulseras de goma tuvieron su momento de popularidad hace algunos años y pasaron de moda, pero un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Oregón ha encontrado una nueva razón para traerlas de vuelta a nuestras muñecas. La silicona de estos brazaletes puede atrapar los contaminantes tóxicos con los que se cruza el usuario. Al probar el invento sobre un grupo de 92 niños preescolares, los científicos se sorprendieron por el elevado número de toxinas dañinas para la salud a las que están expuestos los más pequeños.

Los investigadores publicaron un estudio sobre el tema en la edición de mayo de la revista Enviromental Research. Según el informe, las pulseras de silicona son herramientas de muestreo ideales porque son cómodas y fáciles de usar durante bastante tiempo sin dañar a la persona. En el estudio se buscaron específicamente 41 tipos de retardantes de fuego distintos, unos productos químicos que se han relacionado con la disminución de la capacidad cognitiva, la hiperactividad y la obesidad infantil.

Después de que los jóvenes voluntarios llevasen las pulseras durante una semana, los investigadores analizaron los productos químicos absorbidos por la silicona. Encontraron que el 60% de las muestras contenían, al menos, 11 tipos de retardantes de fuego. En total, detectaron la mitad de los tóxicos dañinos que estaban buscando, incluso algunos que no se producen en Estados Unidos.

Las mejores apps para controlar la salud

Estos hallazgos pueden ayudar a los padres a reducir la exposición de los niños a los retardantes nocivos. También se utilizaron estas mismas pulseras de silicona para establecer una relación entre las sustancias químicas ambientales y la salud de las personas. Actualmente están trabajando en una evaluación de la exposición prenatal, es decir, de mujeres embarazadas, a este tipo de productos tóxicos.

Pulseras que detectan los químicos ambientales

Kim Anderson, investigador principal del estudio, asegura que las pulseras pueden realizar una serie de funciones humanitarias muy interesantes y servir también para recaudar dinero para organizaciones benéficas. Podrían utilizarse en “comunidades desfavorecidas”, dice Anderson. “Determinar con precisión la exposición de una persona a sustancias químicas ambientales es fundamental para el reto de evaluar sus efectos potenciales para la salud”. 

[Fuente:vocativ]

Ver ahora:

Sobre el autor

Juan Carballo

Redactor

Te recomendamos