Dieta BARF para mascotas, ¿es buena o es peligrosa?

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Beneficios de la dieta BARF para mascota y sus peligros.

La Dieta BARF para mascotas se traduce como Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados y viene a ser algo así como el equivalente a la paleodieta para perros y gatos. Tiene muchos adeptos, sobre todo en Estados Unidos y el Norte de Europa pero ¿es segura la dieta BARF? ¿Qué base hay detrás de ella?

Los beneficios de la dieta BARF ahondan, al menos en teoría, en cómo los animales procesan los alimentos. También, más que otra cosa, en la escasa calidad de la comida comercial, una forma de defender dietas y terapias alternativas que nos suena mucho. No obstante, hay que decir una cosa antes de entrar en harina: puede que muchos piensos comerciales no sean totalmente idóneos para las mascotas, pero eso no no convierte en mejores los alimentos crudos, sobre todo de ciertos tipos y procedencias.

La paleodieta para mascotas

Ya no somos cazadores-recolectores, aunque quizás nuestro organismo aún no se haya enterado. Hay gente que basándose en este hecho promueve la llamada paleodieta, es decir, que deberíamos comer lo mismo que en el paleolítico. Es para lo que nuestro cuerpo está preparado, y es cierto, aunque también lo es que en el paleolítico la esperanza de vida era escasa.

La evolución puede no haber modificado nuestro organismo de forma muy pronunciada, pero la tecnología ha modificado para siempre nuestra forma de alimentarnos, para bien. Eso es un hecho en el ser humano pero ¿y en mascotas? Los gatos y sobre todo los perros llevan miles de años con nosotros, algo que ha modificado también su forma de comer y su dieta.

La dieta BARF promueve unos estándares que incluyen sobre todo carne cruda y algunos vegetales y frutas. Es lo que un perro o gato podría conseguir en estado salvaje, la paleodieta para mascotas. Su principal problema es que tropieza en los mismos argumentos que la paleodieta para personas: gracias a la tecnología se cubren carencias que la llamada "dieta natural" no cubre, sobre todo teniendo en cuenta que tu perro ya no recorre kilómetros para cazar a una presa. Su vida es distinta y sus necesidades probablemente también.

Las 10 cosas que tienes en casa que son un auténtico peligro para tu mascota

Piensos para mascotas vs comida BARF

La llamada dieta BARF para mascotas es popular en ciertos países, y eso ha provocado varios problemas. Como se menciona en la noticia de El Confidencial que ha inspirado este artículo, los dueños que han dado a sus amigos comida BARF congelada han visto decenas de casos de infecciones por bacterias y otros patógenos. Simplemente parece que la comida cruda -oh, sorpresa- es una fuente de enfermedades.

No es que hayamos descubierto la pólvora. Los humanos comenzamos a cocinar la comida hace mucho tiempo por ese mismo motivo, pero ¿y los animales? Si no le damos carne cocinada a un perro, él no se la va a hacer y probablemente nunca la habría probado. ¿Puede un animal comer carne cruda sin riesgo o no? Al parecer, no del todo, y a los casos citados por EC nos remitimos.

Está claro que el organismo de un perro, un gato u otro animal no funciona de la misma forma, pero un perro doméstico dejó de ser un animal salvaje hace mucho. Sí, quizás se pueda poner en duda la calidad de algunos piensos procesados, pero eso no convierte en más seguro un trozo de pollo congelado de vete tú a saber qué origen y calidad.

Para muestra un botón: un manual para nutrir a base de presas a animales de zoológicos. No es tan fácil, y es que se advierte contra pagótenos presentes en cadáveres de forma natural que podrían provocar enfermedades, y definitivamente eso es algo que no quieres para tu mascota, con o sin alimentación natural.

Dicho esto, cerramos este apartado con algo que quizás no guste a los partidarios de todos los beneficios de la dieta BARF, al menos en su vertiente industrial, desconocida aún en España: los piensos procesados han sido calificados por las autoridades como seguros. Más o menos nutritivos, más o menos recomendables, pero seguros. Puede que a tu gato se le caiga un poco más el pelo, pero es más complicado que coja una enfermedad potencialmente mortal debido a una bacteria.

¿Qué hacer si no te fías del pienso y prefieres una alimentación "natural"?

Para empezar, lo natural es quizás que tu perro vague en manadas por la estepa. Partiendo de esa base, calificar como natural cualquier comida proporcionada por un humano quizás no sea lo más correcto, aunque está claro que los perros hace mucho que dejaron de ser lobos.

Para continuar, lo mejor que puedes hacer si tienes dudas es consultar al veterinario, que es el profesional y el mejor situado para aconsejarte en estos casos. Seguramente puedes consultarle si es conveniente darle a tu mascota comida casera, es decir, carne cruda o cocinada pero de distintas procedencia a la que se vende congelada como dieta BARF.

En definitiva: puede que cuidando mucho el origen y el tipo de comida cruda que le das a tu mascota pueda considerarse a la dieta BARF como segura, pero sólo poniendo extremo cuidado.